publicidad
Duke en uno de los días más felices de su vida. Fotografía tomada de Twitter.

Familia le organizó el perfecto último día de su vida a un perrito con cáncer

Familia le organizó el perfecto último día de su vida a un perrito con cáncer

La enfermedad lo invadió y no había tratamiento que lo curara. Su familia le dio una emotiva despedida.

Duke en uno de los días más felices de su vida. Fotografía tomada de Twi...
Duke en uno de los días más felices de su vida. Fotografía tomada de Twitter.

El destino de Duke, un perrito de color negro, estaba decidido. El cáncer que invadió su organismo hizo que sus dueños tomara una de las decisiones más difíciles de su vida: dormirlo para que dejara de sufrir.

Para la familia de Duke no fue nada fácil. Este perrito era un integrante más, muy querido por todos y por eso decidieron darle la mejor despedida: un último día lleno de felicidad y alegría.

Duke vivía feliz con sus amos desde que fue adoptado, hace unos tres años. Después le detectaron un cáncer. Padecía de osteosarcoma e incluso ya le habían amputado una pierna pero el cáncer fue más fuerte y se le volvió a aparecer en todo el cuerpo.

Ya no había un tratamiento que pudiera ayudarlo. Sus últimas semanas las vivió con intensos dolores que lo hacían pegar tremendos aullidos por las noches.

publicidad

Lo mejor era evitar su sufrimiento y por eso decidieron dormirlo. Así podría descansar en paz.

Entonces le organizaron que su último día fuera perfecto y para documentarlo le pidieron a la fotógrafa Robyn Arouty que los acompañara para capturar cada momento.

Basta ver cada fotografía para darse cuenta de lo bien que Duke la pasó.

"Comí muchas hamburguesas e hicimos una fiesta", dice la descripción de la primera en donde se le ve a Duke salivando por el antojo que le provocaba un plato con hamburguesas calientitas en su frente.

En otras fotografías aparece jugando con sus dueños, siendo rodeado por toda la familia y acariciado y querido por todos, paseando por las calles de su ciudad, divirtiendose con agua, disfrutando de un bello atardecer y siendo sólo él.

Al final una foto con su patita para dejar su huella grabada en este mundo.

Después de ese maravilloso día, Duke murió, pero no se borró el recuerdo de un gran perro muy querido por toda su familia.

publicidad
Contenidos Relacionados
preview 0:45
24 nov, 2017 | 05:41 PM
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad