null: nullpx
Ford

Ford a Trump: “Aquí nos quedaremos para siempre”

Ford, que ha añadido más de 15,000 empleos en Estados Unidos desde 2011, refutó las declaraciones de Donald Trump quien la acusó de querer despedir a todos sus empleados en los Estados Unidos para relocalizar sus operaciones en México.
15 Sep 2016 – 6:04 PM EDT

Con un contundente “ aquí nos quedaremos para siempreFord Motor Company refutó las bombásticas declaraciones del nominado presidencial republicano Donald Trump en relación a su recién anunciado plan de mudar la producción de sus autos compactos a México. Trump dijo a Fox News que Ford planeaba “despedir a todos sus empleados en Estados Unidos y mudarse a México”. Una acusación que según Ford no tienen ningún fundamento en la realidad.

La vocera de Ford Christine Baker dijo a CNN que “ Ford tiene una historia de más de 100 años en Estados Unidos. Este es nuestro hogar. Aquí nos quedaremos para siempre”.

Ford anunció en una conferencia con sus accionistas un plan para mudar a México la producción de su línea de vehículos compactos Focus y C-Max. Dos modelos que no se venden en el volumen que la compañía había anticipado y cuyos costos de producción se abaratarían con la mudanza.

Sin embargo la medida no implica la perdida de empleos en la planta de Wayne en el estado de Michigan donde actualmente se producen los Ford Focus y C-Max. La fabrica actualmente emplea a un total de 3,747 trabajadores. El último contrato colectivo acordado en noviembre de 2015 por Ford y el poderoso sindicato Trabajadores Automotrices Unidos (UAW por sus siglas en inglés) obliga a Ford a mantener a la planta de Wayne en pleno funcionamiento. Se está hablando de inciar en Wayne la producción de una nueva SUV que tentativamente llevaría el histórico nombre de Bronco así como de una camioneta pickup de tamaño mediano, aunque Ford aún no ha confirmado cuales son los productos reemplazaran al Fcous y a la C-Max.

Aparte de los nuevos modelos para la planta de Wayne, Ford produce en los Estados Unidos la camioneta pickup de tamaño grande F-150, el vehículo más vendido del mundo, en sus fábricas de Dearborn, Michigan y Kansas City en el estado de Missouri. Igualmente la compañía produce localmente a los Ford Mustang y Edge en Flat Rock Michigan, a los Ford Explorer y Taurus así como el Lincoln Continental en su ensambladora de Chicago y sus populares SUV compactas Ford Escape y Lincoln MKC en Louisville en Kentucky, donde también se construyen las SUV gigantes Ford Expedition y Lincoln Navigator. Ford también produce camionetas de trabajo pesado, motores y transmisiones en sus plantas en el estado de Ohio.

Trump prometió en sus declaraciones a Fox News que impondría un arancel del 34% a “vehículos fabricados en México” sin indicar si está era una medida dirigida únicamente a modelos producidos por Ford o también a otros fabricantes con producción en el país vecino como Volkswagen, General Motors, Fiat Chrysler o Nissan, entre otros.

Hasta hace poco los portavoces del partido republicano ponían a Ford como ejemplo de excelencia empresarial contrastándola con General Motors y Chrysler, que tuvieron que ser auxiliadas por el gobierno del presidente Obama en 2009. Irónicamnete Ford ha sido convertida por Trump en el chivo expiatorio de su retorica populista contra el comercio internacional.

Ford ha añadido más de 15,000 empleos en Estados Unidos desde 2011 a ritmo de 10 empleos por día, según cifras compartidas por Automotive News.

Más contenido de tu interés