null: nullpx
Covid-19 enfermedad

Funcionaria promotora de la vacuna pierde a seis familiares que rechazaron la inmunización

Lisa Wilson, quien trabaja como asistente promoviendo la inmunización contra el covid-19 en Palm Beach, Florida, perdió en tan solo tres semanas a seis miembros de su familia que se contagiaron de covid-19 y que en su momento se negaron a vacunarse.
16 Sep 2021 – 01:17 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Lisa Wilson, quien trabaja como asistente promoviendo la campaña de vacunación contra la pandemia en el condado de Palm Beach, Florida, perdió en tan solo tres semanas a seis miembros de su familia que se contagiaron de covid-19 y que en su momento se negaron a ser inmunizados.

Wilson forma parte de las personas que han promovido casa por casa medidas antipandémicas para intentar detener las infecciones y muertes en su comunidad. Sin embargo su insistencia no fue suficiente para convencer a sus propios familiares.

"Trabajo codo a codo con las comunidades y constantemente impulso el mensaje para que la gente se vacune, pero no pude convencer a los miembros de mi familia de que se vacunaran", dijo la mujer en entrevista con CNN.

El resultado de esta negativa a inocularse por parte de algunos de sus seres queridos tuvo consecuencias funestas: seis de ellos murieron por complicaciones de covid-19.

“Estaba diciéndoles al oído casi todos los días. Tienes que hacerlo”, expresó Wilson aún afectada por las pérdidas. "Siento que me estoy castigando a mí misma ¿Debí haberlos presionado con más insistencia?"

Cadena fatal

Lisa Wilson, quien es asistente de la comisionada del condado de Palm Beach, Melissa McKinlay, y esposa del alcalde de Belle Glade, Steve Wilson, dijo que el primer reporte de contagio fue su tío, Tyrone Moreland, quien contrajo el virus a finales de agosto.

"Todo comenzó con mi tío. Se sentía muy mal, no comía y tosía mucho". Contó que cuando el familiar fue trasladado por paramédicos al hospital se dieron cuenta que la Unidad de Cuidados Intensivos no tenía espacio para poder atenderlo.

Un día después de que la familia se reuniera para el funeral de Tyron vino el segundo contagio: la abuela de Wilson. Lillie Mae Dukes Moreland, de 89 años, se había infectado y fue reportada con neumonía. Murió apenas 24 horas despu´és.

En una rápida y trágica sucesión, tres primos más, entre ellos Shatara Dukes, de 48 años, y Lisa Wiggins, de 53, fallecieron a causa del coronavirus.

El último en la mortal lista fue su tío Trentarian Moreland, de 44 años, entrenador asistente de fútbol americano en varias escuelas secundarias del condado de Palm Beach. Wilson sospecha que su tío y Shatara Dukes, que compartían el mismo cumpleaños, contrajeron el virus en un dispensario de alimentos donde ambos trabajaban.

Días difíciles

"Mi familia está pasando por un momento difícil y no le deseo eso a nadie en ninguna parte (...) Si mi familia estuviera vacunada, ellos estarían aquí hoy", sostuvo la mujer que, pese al dolor que le ha generado toda la situación, sigue resaltando la importancia de la inoculación.

Según informes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), más del 56% de la población de Palm Beach tiene su vacunación completa contra el coronavirus, un número ligeramente arriba del promedio del país.

Pese a este dato, los CDC también señalan que ese condado de Florida tiene una alta tasa de transmisión de coronavirus, por lo que sigue siendo importante seguir con las medidas de prevención como la inmunización, que es ampliamente disponible y además es gratis.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés