null: nullpx
Logo image
Muertes

Muere niño de 3 años por sobredosis de fentanilo en California: su madre afronta cargos penales

Una autopsia arrojó que el menor tras haber ingerido un nivel fatal de la droga. Los investigadores alegan que consumió la sustancia y falleció en presencia de su madre.
Publicado 12 Nov 2022 – 02:05 PM EST | Actualizado 12 Nov 2022 – 02:05 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Una madre de California fue arrestada en relación con la muerte de su hijo de tres años debido a una sobredosis de fentanilo, informaron las autoridades.

Jennifer Mae Niemann, de 30 años, fue detenida el martes en San Diego y transportada a una cárcel del condado de San Luis Obispo, en el sur del estado.

Ella afronta dos cargos graves por poner en peligro a un menor causándole lesiones corporales graves y dos cargos más (considerados menores) por posesión de fentanilo y metanfetamina.

Su hijo fue encontrado sin signos vitales la noche del 4 de mayo en su casa en la cuadra 1600 de la calle Mills, en San Luis Obispo. Cuando policías llegaron al domicilio el niño “no respondía, se ponía azul y no respiraba”, describe un comunicado de la Fiscalía del condado San Luis Obispo.

Paramédicos acudieron a darle primeros auxilios al niño y lo llevaron al hospital Sierra Vista, “pero nunca recuperó el conocimiento y fue declarado muerto esa misma noche”, agregada el comunicado.

La Policía decidió iniciar una investigación “con base en las circunstancias que rodearon la muerte” y se le realizó una autopsia al menor, que incluyó un examen toxicológico.

“A mediados de junio, los resultados del examen de toxicología confirmaron que el niño murió por un nivel fatal de fentanilo en su sistema”, indicó el comunicado.

Los detectives determinaron que el menor murió porque tuvo acceso al fentanilo que consumía su madre. Los fiscales subrayaron que Niemann era la principal cuidadora del niño y que este murió en su presencia, por eso le fincaron cargos.

Otro caso similar ocurrió en Indiana, donde una mujer fue arrestada por la sobredosis de su propia hija de tres años. Los investigadores afirman que la menor perdió la vida luego de ingerir una pastilla de fentanilo que encontró en su casa.

Una nueva estrategia legal

Cada vez más fiscales del país están interponiendo cargos contra traficantes de fentanilo cuyos compradores murieron por sobredosis y contra padres negligentes.

Están echando mano de una estrategia legal llamada ‘Watson Waiver’, que ha permitido interponer cargos de asesinato en segundo grado a conductores ebrios involucrados en un accidente mortal.

Una de esas fiscalías es la de Riverside, en el Sur de California, donde ya han sometido varios casos de ese tipo. Uno de los acusados es Joseph Michael Costanza, quien supuestamente le vendió una dosis que le quitó la vida a Ángel Vázquez, de 18 años.

La mañana del 4 de octubre de 2020, el joven fue encontrado inconsciente en una casa en Eastvale. Lo llevaron a un hospital cercano, donde murió una hora más tarde. Un menor de 16 años también sufrió una sobredosis, pero sobrevivió.

Una medida similar se está aplicando en Florida, Nevada, Carolina del Norte, Washington y Tennessee.

En Las Vegas, una mujer hispana enfrenta un cargo de homicidio en segundo grado por el fallecimiento de su novio Joshua Gallegos, de 24 años, quien fue declarado muerto recién llegaron los paramédicos.

El fentanilo es un opioide sintético que se usa típicamente para tratar a pacientes con dolor severo crónico o dolencias tras una cirugía. Es cien veces más potente que la morfina tradicional y eso lo vuelve especialmente peligroso.

Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC en inglés), las muertes asociadas con esa sustancia ilegal fueron doce veces más altas en 2019 que en 2013.

Narcotraficantes mexicanos fabrican fentanilo en laboratorios clandestinos que instalan en bodegas, casas de seguridad y en la sierra. Lo mezclan para incrementar la potencia de otras drogas, como éxtasis, metanfetamina, heroína, cocaína y píldoras de oxicodona falsas. El problema es que sus clientes están muriendo porque fallan sus fórmulas de la producción.

La Administración para el Control de Drogas (DEA) emitió en septiembre de 2021, por primera vez en seis años, una alerta de seguridad pública por lo que catalogó como una “crisis” sanitaria generada por la proliferación de pastillas falsas elaboradas con fentanilo. Advirtió que esas píldoras las pueden conseguir fácilmente los niños en las redes sociales.

Más de 9.5 millones de tabletas con fentanilo fueron incautadas por la DEA en 2021, una cifra que supera lo decomisado en los dos últimos años juntos.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:MuertesSobredosisFentaniloDrogasPolicía

Más contenido de tu interés