null: nullpx
Irak

Pentágono: 34 soldados estadounidenses sufrieron lesiones cerebrales en ataque a base iraquí

Los números casi triplican los estimados iniciales de los heridos en el ataque con misiles que llevó a cabo Irán como represalia a la muerte del general Qassem Soleimani.
24 Ene 2020 – 01:47 PM EST

Hangares y dormitorios en ruinas: así quedó la base militar estadounidense en Irak atacada por misiles iraníes

Loading
Cargando galería

El Departamento de Defensa de EEUU informó este viernes que 34 efectivos de sus fuerzas armadas sufrieron lesiones cerebrales traumáticas a consecuencia del ataque con misiles iraníes contra una base iraquí donde estaban concentrados soldados estadounidenses.

Estos estimados casi triplican el número inicialmente reportado. El portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, dijo que ocho soldados que habían sido tratados en Alemania fueron enviados a Estados Unidos para recibir tratamiento. Otros nueve estaban siendo evaluados en Alemania, mientras que un soldado que fue evacuado a Kuwait para recibir tratamiento había regresado a Irak.

Otros 16 que habían permanecido en Irak después del diagnóstico han regresado al servicio activo.

El anuncio se produjo dos días después de que el presidente Donald Trump, quien dijo que ningún estadounidense resultó herido en el ataque, minimizó la gravedad de las lesiones.

Inicialmente se había informado que 11 miembros de las fuerzas armadas estadounidenses requirieron atención médica tras el ataque iraní con misiles contra la base aérea de Al-Asad en Irak, a pesar de que el Pentágono dijo que no se habían producido víctimas y el presidente Trump tuiteó al día siguiente que "ningún estadounidense resultó herido".

"Si bien ningún miembro del servicio estadounidense murió en el ataque iraní del 8 de enero a la base aérea de Al Asad, varios fueron tratados por síntomas de conmoción cerebral debido a la explosión y todavía están siendo evaluados", dijo en un comunicado el portavoz del Comando Central de la Marina, Bill Urban, citado por la agencia AFP el pasado 16 de enero.

La revelación de Hoffman de que 34 soldados habían sido diagnosticados con lesión cerebral traumática (TBI), es la primera actualización acerca del número de heridos en el ataque de misiles de Irán a la base aérea de Ain al-Asad en el oeste de Irak desde que el Pentágono dijo el 17 de enero que 11 miembros del servicio habían dejado Irak con síntomas parecidos a los de una conmoción cerebral.

Más investigación

Días más tarde, los funcionarios del Pentágono dijeron que más efectivos habían sido enviadas fuera de Irak para recibir un diagnóstico y tratamiento, pero el Pentágono no proporcionó en su momento el número total de lesionados o si alguno de ellos había regresado al servicio activo.

La mañana de este viernes, el Secretario de Defensa, Mark Esper, ordenó al subsecretario de Defensa en funciones, Matthew Donovan, que comenzara a trabajar con el personal del Estado Mayor Conjunto para actualizar el reporte de los militares lesionados, no sólo los casos de TBI sino las lesiones de todo tipo en el campo de batalla, dijo Hoffman a los periodistas.

Algunos miembros del Congreso estadounidense presionaron esta semana al Pentágono para que se aclarara el número de lesionados después del ataque iraní. El representante Bill Pascrell, demócrata de Nueva Jersey, solicitó el jueves a altos funcionarios del Pentágono detalles adicionales sobre las víctimas del ataque.

Los ataques iraníes a las bases en el oeste de Irak a principios de enero parecían tener como objetivo evitar bajas masivas entre las tropas estadounidenses.

La base aérea de Al-Asad en la provincia de Anbar es un enorme complejo a unos 180 kilómetros (110 millas) al oeste de Bagdad que es compartido con las fuerzas militares iraquíes y en el que viven aproximadamente 1,500 elementos del ejército estadounidense y de la coalición encabezada por Estados Unidos que lucha contra el grupo Estado Islámico.

El 8 de enero, además de la base de Al-Asad, los misiles iraníes también se dirigieron a una base en Erbil, que albergaba a tropas estadounidenses y extranjeras desplegadas como parte de la coalición internacional liderada por Washington para luchar contra Estado Islámico.

El ataque iraní con misiles, la ofensiva más directa de Irán hacia Estados Unidos desde la toma de la Embajada estadounidense en Teherán en 1979, causó temores de un conflicto más extenso, si bien ambas partes han indicado desde entonces que no buscarán más represalias, al menos a corto plazo.

Fotos: Los restos y los cráteres que dejaron los misiles disparados por Irán a instalaciones militares de EEUU en Irak

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Irak

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.