null: nullpx
Univision Investiga

Fiscalía de EEUU premia a Vicente Zambada: pide que solo cumpla 17 años de prisión

El Gobierno de EEUU califica como "extraordinaria" la cooperación del narcotraficante Vicente Zambada. En un memorando colmado de elogios a la colaboración del excabecilla del Cartel de Sinaloa, obtenido por Univision Investiga, los fiscales reconocieron que hubo contactos desde antes de su arresto en México.
22 May 2019 – 8:27 PM EDT

Vicente Zambada es un colaborador extraordinario que ofreció voluntariamente su ayuda a Estados Unidos desde antes de su arresto en México y ha contribuido al encausamiento de cientos de miembros del Cartel de Sinaloa, afirmó la fiscalía federal de Chicago en una petición de benevolencia en la imposición de pena al excabecilla de ese cartel.

Zambada, quien fue unos de los testigos claves del gobierno en el juicio en Nueva York contra Joaquín Guzmán Loera, alias 'El Chapo', afronta cadena perpetua, según él mismo lo reconoció en ese juicio.

Los fiscales pidieron este lunes 20 de mayo al juez del caso de Zambada que se le sentencie solo a 17 años, alegando que contribuyó a la condena de Guzmán en febrero pasado y a poner tras las rejas a "cientos de altos mandos del cartel", así como a detectar operaciones de lavado de dinero e identificar a funcionarios públicos mexicanos que recibieron sobornos de los narcotraficantes.

"Alrededor de finales de 2011, el acusado empezó a cooperar con el gobierno y su cooperación ha sido extraordinaria", escribió la fiscal Erika L. Csicsila.

El documento admite que Zambada participó en la cadena de mando de asesinatos y secuestros ordenados por su padre, Ismael 'El Mayo' Zambada, y por Guzmán, pero pide al juez atenuantes a esta conducta considerando el arrepentimiento del acusado, su masiva cooperación y el hecho que ha puesto en riesgo su vida y la de su familia por el resto de sus vidas.

La Fiscalía presenta a Zambada como una víctima de las circunstancias, un joven que pese a que "trataba de alejarse de los negocios de su padre (narcotráfico)", se convirtió en un intermediario imprescindible que pasaba los mensajes de los demás narcotraficantes a su papá en recónditos lugares de México.

"A su vez el padre del acusado lo usaba como mensajero para comunicarse con los otros narcotraficantes", señala el memo. "De ahí, la vinculación del acusado se incrementó, facilitando la importación de grandes cantidades de cocaína de Centro y Sudamérica", agrega.

El memorando al juez revela un detalle poco conocido: que Zambada ofreció su cooperación desde antes de su arresto en México en marzo de 2009.

"El acusado se comunicó con la DEA en un esfuerzo para resolver los cargos de un caso pendiente de la Corte del Distrito de Columbia", afirma el documento.

Previamente, según el memorando, Zambada "intentó abandonar la vida en el narcotráfico en el que había nacido" y se mudó con su familia a Europa y Canadá. Pero debió regresar a ese mundo por razones de seguridad, agregan, buscando de nuevo la protección de su padre, socio de Guzmán y quien permanece prófugo.

Cambios judiciales

La armoniosa relación entre Zambada y el gobierno descrita en el memorando contrasta con los fuertes enfrentamientos entre sus abogados y los fiscales en la primera etapa del proceso criminal en Chicago. La fuente de la disputa se relaciona con los contactos de Zambada y la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA).

En julio de 2011 los abogados de Zambada sorprendieron al juez del Distrito Norte de Illinos al exigir que su cliente fuera liberado. Alegaban que estaba protegido por un acuerdo de inmunidad con la DEA que se había pactado en México con agentes de esa entidad y un informante.

Los argumentos contenían otra sorpresa: los abogados aseguraban que desde 2004 los líderes del cartel 'El Chapo' Guzmán e Ismael 'El Mayo' Zambada, eran parte de ese acuerdo a cambio de entregar información de los carteles rivales. Estados Unidos se comprometía a dejar operar al Cartel de Sinaloa.

El intermediario del acuerdo habría sido el abogado Humberto Loya Castro, veterano informante de la DEA acusado por narcotráfico en Estados Unidos en 1995. Su paradero es deconocido.

"El caso debe ser anulado por la simple razón de que el gobierno le dio [a Zambada] inmunidad por sus acciones pasadas y futuras bajo el acuerdo descrito", escribió el entonces abogado de Zambada, Edward Panzer.

Zambada, de 44 años, se reunió con agentes de la DEA en el Hotel Sheraton de Ciudad de México donde ofreció su cooperación, pero cinco horas después fue arrestado, afirmaron los abogados.

No es claro si el hecho de que Zambada no haya presentado recursos en contra de su extradición a Estados Unidos, significa que su cooperación con los agentes federales continuaba.

El juez del caso de Zambada desestimó los alegatos de los abogados sobre el acuerdo de inmunidad, y ahora, ocho años después el recuento reciente del gobierno apunta a que Zambada colaboró desde un comienzo con agentes de EEUU.

La decision está en manos del juez basándose en el memorando, otras evaluaciones de los atenuantes y agravantes de la pena y los parámetros señalados por la ley. En caso de ser aceptada, la petición de la Fiscalía para una condena de 17 años, permitiría a Zambada salir de la cárcel en menos de una década, considerando el tiempo que ya lleva en prisión y posibles beneficios por buena conducta.

Mira también:



Traiciones, corrupción y muerte: las claves del juicio a 'El Chapo' Guzmán (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad