null: nullpx
Política

"Es posible sanar pero no eliminar el racismo por completo": Obama habla con Isabel Allende

La escritora chilena Isabel Allende hizo una entrevista al expresidente Barack Obama en la que señaló que Joe Biden "hará todo lo posible para alejarse del enfoque muy divisivo de la presidencia que tomó Donald Trump" y necesitará la cooperación del partido republicano en materia migratoria.
17 Nov 2020 – 11:29 AM EST
Comparte
Cargando Video...

"Es posible sanar pero no eliminar el racismo por completo". De esta forma respondió el expresidente Barack Obama a Isabel Allende a la pregunta de si el país alguna vez superará este flajelo antisocial. "Creo que disminuye con el tiempo si tenemos un buen liderazgo, si enseñamos bien a nuestros hijos", señaló el exmandatario demócrata.

La escritora chilena Isabel Allende entrevistó al expresidente Barack Obama a propósito de la publicación de su libro de memorias " La tierra prometida", en la que conversaron sobre las elecciones del pasado 3 de noviembre, su valoración personal sobre el presidente electo Joe Biden, el racismo sistémico y la inmigración durante su gobierno, entre otros.

Allende le preguntó a Obama qué le aportará al país una presidencia de Biden en una época tan convulsionada como la actual.

"Creo que dirigirá este país y hará todo lo posible para alejarse del enfoque muy divisivo de la presidencia que tomó Donald Trump", dijo Obama para luego añadir: "Creo que va a tener una serie de retos difíciles, como yo lo hice cuando llegué a la oficina. Pero confío en que podrá superar esos desafíos y el hecho de que tenga una socia en Kamala Harris, la primera mujer en ocupar la vicepresidencia, creo que no sólo tendrá un valor simbólico, sino que es inteligente, fuerte y experimentada".

En la entrevista a Obama, el primer afroestadounidense en llegar a la Casa Blanca, también salió a flote el tema de la profunda herida del racismo. Allende le pregunta si esa herida puede ser curada y si es posible que Biden reunifique al país.

"Es posible sanar pero no eliminar el racismo por completo. Creo que disminuye con el tiempo si tenemos un buen liderazgo, si enseñamos bien a nuestros hijos", señaló Obama para hacer referencia seguidamente de las grandes luchas que han debido emprender los movimientos civiles y las minorías para conquistar derechos en EEUU.

"Somos un país con menos prejuicios hoy que hace 50 años. Pero no ha desaparecido. Y como escribo en mi libro, cuando fui elegido, no esperaba que, solo porque fui elegido, que de alguna manera el racismo fuera eliminado de Estados Unidos porque la historia no funciona de esa manera. La historia y las culturas se movieron más lentamente. Pero creo que cuando miro a mis hijas y a su generación, tienen una visión mucho más tolerante y aceptadora de las personas que son diferentes a mis padres o abuelos. Y ahí es donde veo que la esperanza está en la próxima generación", agregó.

Una inmigración "más justa y ordenada"

En cuanto al tema migratorio, Allende le preguntó al expresidente sobre la política de deportaciones que caracterizó parte de su gobierno. Obama admitió que la inmigración "fue uno de los temas más difíciles con los que traté", pero afirmó que las deportaciones masivas de inmigrantes no fueron algo que implantó su administración.

"Heredé ICE (la agencia de Aduanas e Inmigración), la patrulla fronteriza y las diversas leyes que ya estaban en vigor y mi objetivo era cambiarlas. No fue algo que yo inicié. Y como escribo en el libro, me decepcioné y no logré que esas leyes fueran cambiadas, pero eso no fue porque no tratara de cambiarlas, sino porque los republicanos del Congreso se negaron a votar por ellas", afirmó.

Señaló que el desacuerdo con los republicanos también impidió la aprobación del llamado DREAM Act, aunque sí pudo adelantarse al aprobar mediante una acción ejecutiva DACA, que permitió a jóvenes llegados a EEUU antes de cumplir la mayoría de edad estudiar y obtener una licencia de conducir e ir a la universidad.

Anticipándose a la gestión de Biden sobre el tema, el exmandatario dijo que el desafío será contar con la “cooperación del Partido Republicano”, teniendo en cuenta que para aprobar cualquier ley al respecto necesitarán 60 votos en el Senado y los demócratas hasta ahora solo tienen 48.

“Hasta que nosotros (los demócratas) no podamos hacer que ambos partidos estén de acuerdo de una manera constructiva para tratar esto, vamos a continuar con problemas. Pero por lo menos la intención de Joe, como la mía, en su administración será crear un camino humano a favor de la ciudadanía” para los inmigrantes indocumentados.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaBarack Obama

Más contenido de tu interés