null: nullpx
Ejecuciones

Un reo va a ser ejecutado en una silla eléctrica de 2007, pero su creador alerta de que puede fallar

El fabricante de la silla cree que por falta de uso, modificaciones posteriores y poco mantenimiento "puede lastimar a alguien o causar problemas", pero el gobernador de Tennessee, Bill Haslam, asegura que funcionará.
31 Oct 2018 – 11:24 AM EDT

El estado de Tennessee tiene previsto ejecutar este jueves a Edmund Zagorski, condenado a muerte en 1984 por los asesinatos premeditados de John Dale Dotson y Jimmy Porter, a quienes disparó y degolló para robarles el dinero que traían para comprarle marihuana.

Zagorski, de 63 años, iba a recibir inicialmente una inyección letal el 11 de octubre, pero a última hora pidió a Tennessee la silla eléctrica y su ejecución fue pospuesta para prepararla.

Para tal fin, Tennessee quiere utilizar una silla eléctrica que no ha utilizado desde el año 2007, construida por Fred Leuchter, un autodidacta en ejecuciones.

Leuchter construyó, restauró y dio consultorías sobre sillas eléctricas, cámaras de gas, máquinas de inyecciones letales y horcas para por lo menos 27 estados entre 1979 y 1990, de acuerdo con un artículo de Deborah Denno, profesora de la Universidad de Fordham, que fue publicado en la revista William & Mary Law Review, citado por la AP.

Hizo una carrera exitosa en el negocio de las ejecuciones hasta que su reputación se vino abajo tras afirmar que no hubo cámaras de gas en Auschwitz. Desde entonces no es persona bienvenida en Tennessee.

Luego de sus comentarios sobre el Holocausto, se descubrió que no tenía una licenciatura en Ingeniería ni licencia, pese a que se había presentado como ingeniero. Su ascenso y caída fueron retratados en un documental del 2000.

La silla que se piensa usar para la ejecución de Zagorski la construyó en 1988, basándose en las habilidades que adquirió de diseñar equipos de navegación y vigilancia y de un estudio cuidadoso de documentos que describen las primeras ejecuciones.

Pero Leuchter cree que después de tanto tiempo sin usar, modificaciones hechas por otras personas y sin haberle hecho mantenimiento, la silla puede fallar.

“Lo que me preocupa es que Tennessee tiene una silla eléctrica que va a lastimar a alguien o causar problemas y mi nombre está en ella”, señaló Leuchter. “Creo que lo que van a hacer es inhumano”.

El gobernador, Bill Haslam, dijo que confía en que la ejecución podrá llevarse a cabo sin problemas.

“Tengo mucha confianza en nuestra gente del Departamento de Penitenciarías... He hablado con ellos a menudo y nos han garantizado” que la silla está lista, manifestó Haslam.

Según el protocolo del Departamento Correccional de Tennessee, a Zagorski se le suministrará una descarga eléctrica de 1,750 voltios durante 20 segundos, seguida de una pausa de 15 segundos y otra descarga también de 1,750 voltios por otros 15 segundos.

Tras cinco minutos de espera, los médicos comprobarán si el reo ha fallecido o, en caso contrario, el estado suministrará nuevas descargas.

Desde que el Tribunal Supremo restituyó la pena de muerte hace cuatro décadas 1,484 han sido ejecutados en el país. Tennessee ha ejecutado a siete de esos condenados.

Mira también:


En fotos: exconvictos de Florida que buscan que se les restablezca su derecho al voto

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EjecucionesPena de muerteEEUU
Publicidad