null: nullpx
Ejecuciones

Ejecución con polémica en Alabama: reo musulmán pedía un imán en la sala y no un clérigo cristiano

Domineque Ray, condenado a muerte por violación y asesinatos, batalló hasta último momento para que en su ejecución no hubiese un guía cristiano, como lo contempla la política penitenciaria del Estado. Este jueves recibió la inyección letal tras decisión de la Corte Suprema.
8 Feb 2019 – 5:39 AM EST

Tras una dura batalla legal que llegó hasta la Corte Suprema, este jueves fue ejecutado en Alabama un reo musulmán, condenado a muerte por la violación y asesinato de una chica de 15 años en 1995 y un doble asesinato cuatro años más tarde, quien alegaba que el estado violaba sus derecho religiosos al impedir que su imán estuviese presente en la cámara letal.

Domineque Ray, afroestadounidense de 42 años, pronunció sus últimas palabras en árabe. Fue declarado muerto a las 22:12 hora local tras recibir una inyección letal en la prisión Holman de Atmore, según notificó el Departamento de Correcciones de Alabama.

"Debido a la naturaleza de su crimen, a la decisión de un jurado de condenarlo a muerte y a que nuestro sistema legal ha funcionado como estaba diseñado, la sentencia del señor Ray se llevó a cabo", dijo la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, en una declaración.

La política carcelaria de Alabama contempla tener un capellán cristiano en la habitación de las ejecuciones, que a menudo se arrodilla junto al condenado y reza con él, si se le pide.

Ray y sus abogados solicitaron a la corte a finales del mes pasado que el capellán fuera excluido de la sala y que el imán estuviera allí para dar guía y consuelo espiritual.

La Corte de Apelaciones del 11º Circuito concedió el miércoles una suspensión de la ejecución. El Estado argumentó que, por razones de seguridad, todas las personas que se encuentran en la sala cuando se llevan a cabo las ejecuciones son empleados del departamento penitenciario. Además, admitió su disposición a que la ejecución se hiciera sin la presencia de un clérigo cristiano.

El abogado de Ray, Spencer Hahn, dijo que el imán visita mensualmente a 10 presos condenados a muerte y ha pasado los controles de seguridad. Ray se convirtió en musulmán en prisión, cree su abogado. Los documentos de la corte dicen que Ray ha sido musulmán desde por lo menos 2006.

Finalmente la Corte Suprema dio luz verde a la ejecución.

Ray fue condenado a muerte por el asesinato en verano de 1995 de la joven Tiffany Harville.

Documentos judiciales indican que Ray y su cómplice, Marcus Owden, que cumple una pena de cadena perpetua, llevaron a Harville a una plantación de algodón en Selma (Alabama), donde la violaron y mataron a golpes.

El cuerpo de Harville, abandonado en la plantación, no fue encontrado hasta un mes más tarde.

Un año antes, en febrero de 1994, Ray y Owden ya habían matado a los hermanos Earnest y Reinhard Mabins, de 18 y 13 años respectivamente, porque rechazaron unirse a su pandilla.

Estos tres crímenes quedaron sin resolver hasta que en 1997 Owden experimentó un "despertar espiritual" y los confesó a las autoridades, que también detuvieron a Ray.

La de hoy fue la segunda ejecución del año en Estados Unidos y la número 1,492 desde que la pena de muerte fue restituida en 1976. De esas 1,492, Alabama ha sido responsable de 64.

Mira también:



¿Dónde se aplica la pena de muerte en EEUU?

Loading
Cargando galería
Publicidad