null: nullpx
Ejecuciones

Alabama ejecuta al preso más viejo del corredor de la muerte

Con 83 años de edad, Walter Leroy Moody Jr. peleó hasta última hora por impedir su ejecución. De hecho, la Corte Suprema la detuvo temporalmente pero luego denegó sus solicitudes para suspenderla. Fue pronunciado muerto a las 8:42 pm.
19 Abr 2018 – 12:52 PM EDT
Comparte
Fotografia de Walter Leroy Moody Jr. provista por el Departamento de Correccionales de Alabama. Crédito: Ap

Walter Leroy Moody Jr., de 83 años de edad, fue ejecutado este jueves por la noche en Alabama. Es el preso de mayor edad en recibir la máxima condena desde que se reanudaron las ejecuciones en Estados Unidos, en la década de los 70', según el Centro de Información de Pena de Muerte.

Moody fue condenado por asesinar a un juez federal con una bomba casera enviada a su casa en 1989. Pero también se le acusa de causar una ola de terror por bombas posteriores con las que intentaba vengarse del sistema legal, según la sentencia. Fue condenado por 71 cargos, aunque él sostenía que era inocente.

Casi 30 años después, Moody recibió la inyección letal, aunque hasta última hora libró una batalla de argumentos legales para impedirlo. El pasado miércoles, la Corte Suprema de EEUU declinó una petición de emergencia del acusado. Y aunque minutos antes de que se llevara a cabo la ejecución emitió un freno temporal, finalmente negó sus demandas. Sus abogados también intentaron sin suerte una petición de indulto al gobernador de Alabama, en la que argumentaron que su edad y salud complicarían el procedimiento de inyección letal, según lo explica la agencia AP.

El crimen contra el juez Robert S. Vance, del la Corte del Circuito de Apelaciones número 11 de Atlanta, ocurrió cuando se encontraba en la mesa de su cocina en Mountain Brook, Alabama, el 16 de diciembre de 1989 y abrió el paquete explosivo.


Un dispositivo similar vinculado a Moody mató a Robert E. Robinson, un abogado negro de derechos civiles de Savannah, Georgia. Posteriormente, otras dos bombas postales fueron interceptadas y desactivadas, incluida una en una oficina de NAACP en Jacksonville, Florida. Las autoridades dijeron que esas bombas estaban destinadas a hacer que los investigadores pensaran que los crímenes fueron motivados por motivos raciales.

El hijo de la primera víctima, Robert Vance Jr. es ahora juez del condado de Jefferson y candidato demócrata para jefe de Justicia en alabama.

Desde el corredor de la muerte, Moody le envió una carta al joven Vance en la que le decía que él era una víctima inocente de una conspiración del gobierno. "Si mi padre hubiera sido asesinado, me gustaría saber quién lo hizo", escribió Moody. Vance dijo que arrojó la carta a la basura. También dijo que no planea ser testigo de la ejecución, porque estaba conforme desde que supo de la sentencia.

Comentó además a AP que tenía que hacer las paces con la muerte de su padre, pero dijo que no tiene dudas de que Moody es culpable y se ajusta a la definición de psicópata.

Cargando Video...
Ejecutan a Rosendo Rodríguez III, conocido como “el asesino de la maleta”

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:EjecucionesPena de muerte

Más contenido de tu interés