Gobernador de Kentucky se disculpa por insinuar que los niños pueden ser abusados sexualmente mientras sus maestros protestan

El comentario de Bevin no explica cómo o por qué los maestros podían ser considerados responsables de lo que ocurre entre los estudiantes fuera del aula, y él no proporcionó evidencia de ningún crimen cometido.

El gobernador de Kentucky, Matt Bevin, se disculpó el domingo por decir que los educadores que salieron de clases para protestar expusieron a "cientos de miles" de niños a la agresión sexual y el consumo de drogas.

"Hoy te garantizo que en algún lugar de Kentucky, un niño fue agredido sexualmente y se quedó en casa porque no había nadie allí para vigilarlo", dijo Bevin a los periodistas el viernes por la noche después de que los maestros protestaron en el Capitolio en una batalla para recaudar fondos para la educación.

En medio de la reacción negativa de los legisladores estatales y grupos de docentes, Bevin dijo que sus comentarios fueron malinterpretados por algunos.

"Las palabras que dice la gente pueden tener consecuencias imprevistas", expresó Bevin en un video. "Me disculpo por los que han sido heridos por las cosas que se dijeron... no fue mi intención", concluyó.

El gobernador reconoció que "hizo daño a mucha gente", y que algunas personas "no entendieron lo que estaba tratando de comunicar ".

La respuesta se produce un día después de que la Cámara de Representantes liderada por los republicanos aprobara dos resoluciones condenando los comentarios de Bevin.

"Si bien este organismo puede no estar de acuerdo con todo lo que afirmaron los docentes, es indudable que el derecho a la libertad de expresión, el derecho de reunión pacífica y el derecho a solicitar al gobierno una reparación de agravios son la columna vertebral de nuestra democracia", dijo la resolución de la cámara.

Al menos 44 distritos escolares de Kentucky cerraron el viernes después de que miles de maestros se declararon "enfermos" para asistir a un mitin en la capital del estado.

Los maestros estaban pidiendo a los legisladores que anularan el veto de Bevin a dos proyectos de ley que aumentarían el financiamiento de la educación pública.

El comentario de Bevin no explica cómo o por qué los maestros podían ser considerados responsables de lo que ocurre entre los estudiantes fuera del aula, y él no proporcionó evidencia de ningún crimen cometido.

"Los niños fueron dañados, algunos físicamente, otros sexualmente, algunos fueron introducidos a las drogas por primera vez, porque eran vulnerables y los dejaron solos", dijo el gobernador el viernes.

Kentucky se ha convertido en el último punto de alza en la batalla de la financiación de la educación y el aumento de los sueldos que han dado lugar a las recientes victorias de los maestros.

Los maestros de West Virginia se ausentaron durante nueve días, lo que obligó a un aumento salarial del 5% en marzo.

En Arizona, las protestas y huelgas desencadenaron la promesa del gobernador republicano Doug Ducey de un aumento del 20 % en 2020.

En Oklahoma, la gobernadora Mary Fallin aumentó los salarios de los maestros a 6,100 dólares y aumentó la financiación de millones. Esas cifras están muy por debajo de las demandas de los maestros que eran aumentos de 10,000 dólares para profesores, 6,000 para personal de apoyo y 200 millones en fondos estatales.