Educación Pública

Estos son los cambios que hizo la Ciudad de Nueva York a la escuela de verano

Este año, aunque Nueva York mandó menos estudiantes a la escuela de verano, también añadió dos horas más de instrucción al día a estos cursos, críticos para evitar la brecha de aprendizaje entre hispanos y el resto de la población.
11 Jul 2017 – 11:49 AM EDT

Las nuevas cifras de asistencia a la escuela de verano en la ciudad de Nueva York muestran buenas noticias: el porcentaje de estudiantes en tercero a octavo grado que se les requirió asistir a la escuela de verano para poder pasar al siguiente grado bajó considerablemente este año.

La ciudad proyecta que para 2017, 16,577 estudiantes se verán obligados a asistir a la escuela de verano, o un 5.4% de todos los estudiantes. Esto es un declive en comparación al año pasado, cuando 17,840 estudiantes de primaria y middle school, o 6%, se les requirió asistir, parte de una tendencia en bajada de cuatro años. En 2014, a unos 32,200 estudiantes se les asignó ir a clases de verano, o 10% del total.


Bajo el antiguo alcalde Michael Bloomberg, las clases de verano eran parte de un empuje para mitigar la “promoción social” al n o permitir que los estudiantes a los que no les iba bien en los exámenes continuaran al siguiente grado.

Pero el alcalde actual, Bill de Blasio, y la canciller escolar Carmen Fariña anunciaron un cambio en la política en 2014, basándose en la ley estatal, que reduciría el peso que se le daba a los resultados de exámenes y le ofrecería más autonomía a las escuelas para escoger a qué estudiantes retener al final del año.

El programa Verano en la Ciudad, o Summer in the City, que comenzó el 5 de julio, provee programas de aprendizaje, tanto requeridos como opcionales, que incluyen lecciones en materias STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) y visitas a instituciones culturales de la ciudad. El año pasado tras una intensa revisión encabezada por Fariña, el programa ayudó a 160,316 estudiantes, un incremento de 5.5% con respecto al año anterior.

El departamento también anunció que este año los programas de aprendizaje de verano de la ciudad durarán seis horas al día, un incremento del 50% a comparación de las cuatro horas de años pasados.


De acuerdo al departamento de educación de la ciudad, Nueva York está gastando 86 millones de dólares, un incremento de 20 millones con respecto al presupuesto del año pasado. La ciudad también incrementará el número de cupos disponibles para estudiantes de segundo grado que estén luchando con la lectura y las matemáticas.

“Nuestra programación de calidad, Verano en la Ciudad, además de las dos horas adicionales de instrucción al día, apoyarán a nuestros estudiantes y asegurarán que estén al día y a tiempo para ser exitosos el próximo año escolar”, dijo Fariña en un comunicado.

Chalkbeat es una página de noticias sin ánimo de lucro que cubre los cambios en las escuelas públicas.


11 pasos a tomar cuando los hijos se marchan a la universidad

Loading
Cargando galería
Publicidad