null: nullpx
Dopaje

Hackers rusos filtran pruebas antidopaje de atletas olímpicos de EEUU

Los ciberespías publicaron datos médicos de las pruebas antidopaje a las que fueron sometidas la gimnasta Simone Biles, las tenistas Venus y Serena Williams, y la jugadora de baloncesto Elena Delle Donne, quienes dieron positivo por sustancias prohibidas.
13 Sep 2016 – 5:13 PM EDT

Un grupo de hackers rusos robó información médica de la base de datos de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés) perteneciente a reconocidos atletas olímpicos de Estados Unidos.

Específicamente, los hackers publicaron datos médicos de las pruebas antidopaje a las que fueron sometidas la gimnasta Simone Biles, las tenistas Venus y Serena Williams y la jugadora de baloncesto Elena Dellle Donne, quienes dieron positivo por sustancias prohibidas, aunque pudieron competir por permisos médicos que le otorgan excepciones.

WADA confirmó el robo de la información y dijo en un comunicado que "está conciente de la amenaza que representa para los atletas que la información confidencial sea divulgada a través de estos actos criminales", indicó Olivier Niggli, director general de WADA.

En todo caso, la autoridad antidopaje de Estados Unidos señaló que las tres atletas cumplieron con los requisitos establecidos para tomar tales sustancias prohibidas y que no violaron ninguna norma.

Sustancias prohibidas

Atletas con condiciones médicas específicas pueden solicitar permisos para ingerir sustancias prohibidas.

Los récords dados a conocer esta semana muestran que en los Juegos de Río la gimnasta Simone Biles, ganadora de cuatro medallas de oro, dio positivo por una sustancia prohibida.

Aunque la Federación Internacional de Gimnasia no se pronunció, la de tenis señaló que en el caso de las hermanas Williams obtuvieron los permisos requeridos para recibir el visto bueno.

El grupo de ciberespionaje Fancy Bear está detrás del hackeo de datos médicos y dijo que publicará más información en los próximos días.

Más de 100 atletas rusos recibieron una sanción que los apartó de los Juegos de Río por dopaje, en uno de los casos más polémicos en la historia del movimiento olímpico. Una investigación independiente ordenada por WADA encontró evidencia de la existencia de un programa de dopaje dirigido por el gobierno ruso que se extendió por cuatro años.

RELACIONADOS:DopajeJuegos Olímpicos
Publicidad