Dodge

El diablo podrá andar suelto por solo 86,090 dólares

Dodge anuncia el precio de venta de su Challenger SRT Demon 2018.

Dodge anunció el precio de venta de su esperado Challenger SRT Demon 2018, la bestia de 860 caballos de fuerza que será hasta nuevo aviso el vehículo civil de pasajeros más potente en el mundo por un precio menor a los 2,000,000 de dólares, o lo que sea que cueste el Bugatti Chiron en estos días.

Para los que le gusta leer la letra pequeña el precio sugerido de venta oficial es de 84,995 dólares, e incluye 1,700 dólares de impuesto al consumo excesivo de gasolina. Pero para que el concesionario traspase la propiedad, al menos en principio, hay que añadirle al cheque 1,095 dólares de cargo de transporte, lo que lo llevará a un gran total de 86,090 dólares. En teoría.

Si crees que con 86,090 dólares vas a poder adueñarte de un SRT Demon te deseamos muy buena suerte. Con apenas 3,000 ejemplares disponibles para ser vendidos en todo el país (más 300 para Canadá) lo más probable es que los concesionarios que tengan la suerte de conseguir uno de estos demonios de cuatro ruedas para su inventario, vayan a querer añadirle una sustancial prima al precio final de venta. Acostumbrense a las horribles realidades del libre mercado en acción.

El Demon llega con un solo asiento, el del conductor. Pero los afortunados que logren conseguir un ejemplar no van a tener que declararse en bancarrota para equipar a su Demon con más asientos. La butaca del conductor forrada en cuero cuesta un dólar y el asiento trasero también en cuero cuesta igualmente un dólar. Los amantes de la ecología podrán optar por ambas piezas de equipamiento forradas en tela, también por un dólar cada una, pero francamente si van a llegar a ese extremo deberían soltar un poco más de lana y optar por un Tesla Model S P100D.

Los primeros ejemplares del Dodge Challenger SRT Demon 2018 llegarán a los concesionarios Dodge a partir del otoño. Sus afortunados custodios -recuerden que las personas nunca son dueñas de los demonio sino que son los demonios quienes las poseen a ellas- serán recompensados con un día en la escuela de manejo deportivo de Bob Bondurant en Phoenix, Arizona.

Eviten darle un aventón a un exorcista.

Vean también:

RELACIONADOS:Autos Deportivos