null: nullpx
Coronavirus

Sobreviviendo a la pandemia: los latinos necesitan más beneficios por desempleo y ayudas en caso de enfermarse, según el CAP

A pesar de que la situación laboral ha mejorado cuando se compara con el golpe inicial de la pandemia, son muchos los hogares latinos a los que se les complica cumplir con sus compromisos económicos. A fines de agosto, un 44% de los hispanos consultados por la Oficina del Censo reconoció que afrontaba problemas para costear los gastos básicos de la casa.
21 Oct 2020 – 06:05 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los trabajadores hispanos vulnerables necesitan más beneficios por desempleo y ayuda para pagar sus arriendos y poder contar con seguros para poder sostenerse en caso de enfermedad, recomendó un informe del Center for American Progress divulgado este miércoles, mientras surge cada vez más evidencia de cómo los hispanos han sido golpeados de forma desproporcionada por la pandemia del coronavirus.

Un reporte especial de Univision Noticias –citado en el reporte del CAP– mostró recientemente que hasta mediados de septiembre los latinos reflejaban una tasa de contagios mucho mayor que la de los blancos y levemente superior a la de los afroestadounidenses. Estuvieron también entre los primeros en ser despedidos al arreciar la pandemia en marzo y abril, y probablemente quedarán rezagados en medio de la recuperación económica, de acuerdo con economistas del CAP.

"Los latinos estuvieron sujetos a una de las peores tasas de desempleo al comienzo de la pandemia del covid-19 y continúan siendo afectados de forma desproporcionada tanto por el coronavirus como por la recesión que generó", precisó Ryan Zamarripa, director asociado de política económica del CAP, un grupo de corte progresista. "Más de una decena de estados –incluyendo California, Texas y Florida, registraron tasas de desempleo de al menos un 14% en el segundo trimestre del 2020", detalló.


Esa tasa de desempleo entre los latinos se disparó a un 18.9% en abril pasado, cuando la economía de Estados Unidos perdió de sopetón 20.5 millones de puestos de trabajo en medio de una crisis que no se sufría desde la Gran Depresión. Desde entonces, el porcentaje de hispanos que no logra conseguir un trabajo ha bajado y, para septiembre, se ubicaba en un 10.3% según datos oficiales.

A pesar de que la situación laboral ha mejorado cuando se compara con el golpe inicial de la pandemia, son muchos los hogares latinos a los que se les complica cumplir con sus compromisos económicos. A fines de agosto, un 44% de los hispanos consultados por la Oficina del Censo para su encuesta Pulso de los Hogares –la más reciente de la que se tienen datos– reconoció que afrontaba problemas para costear los gastos básicos de la casa, recordó el CAP en su informe.

Reforzar las ayudas por desempleo

"El mayor riesgo que enfrentan los latinos en el mercado laboral debe ser contrarrestado con un aumento en la seguridad social, un mayor cumplimiento de las leyes antidiscriminación y más oportunidades de entrenamiento laboral", recomendó Zamarripa.

Esto contempla mayores beneficios por desempleo y ayudas para el pago de la renta. "Un incremento en la seguridad social puede darse en la forma de un seguro por desempleo más robusto, incluyendo proveer pagos más cuantiosos y cubrir un amplio rango de arreglos laborales, como el trabajo por cuenta propia o quienes son contratados de forma independiente", explicó.

Actualmente, los trabajadores independientes reciben ayuda por desempleo extraordinaria aprobada dentro del masivo paquete de estímulo económico de $2.2 billones (trillions en inglés) aprobado en marzo pasado. Sin embargo esa ayuda vence en diciembre. Sí expiró ya el beneficio adicional por desempleo de $600 que se estuvo sumando a la ayuda que entrega cada estado, así como los $300 extra del memorando firmado por el presidente Donald Trump en agosto.

"El shock en el empleo causado por el covid-19 ha demostrado claramente que los pagos tradicionales por desempleo no son suficientes para satisfacer las necesidades básicas como vivienda y comida, menos aún para que los empleados despedidos puedan mantener sus niveles de consumo previos", precisó Zamarripa.


El informe consideró que las ayudas federales brindadas hasta el momento en medio de la inédita crisis de salud pública también han resultado insuficientes. Esto mientras las negociaciones entre la Casa Blanca y los demócratas y republicanos en el Congreso siguen entrampadas a tan solo un par de semanas para las elecciones presidenciales.

Zamarripa, por otro lado, consideró que se debe "garantizar que todos los trabajadores tengan acceso a una licencia por enfermedad pagada y a una licencia familiar o médica pagada aliviará el peso que afrontan muchos latinos cuando deben fungir como cuidadores mientras a la vez intentan participar en el mercado laboral".

Elevar el salario mínimo federal de $15 por hora y la paga mínima para los trabajadores que laboran por propina permitiría, además, que un 33.4% de los trabajadores hispanos vean un alza salarial.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés