Abuso Infantil

Mostraba a sus 7 hijos adoptivos en YouTube, pero luego los golpeaba y les hacía pasar hambre, según la policía

Una mujer de 48 años de Maricopa, Arizona, y sus dos hijos mayores, fueron arrestados por presunto abuso infantil. Los menores, a los que la mujer sacó de la escuela, aseguran que para castigarlos su madre adoptiva los encerraba en un armario durante horas, sin agua, comida ni acceso a un baño.
20 Mar 2019 – 3:52 AM EDT

Machelle Hackney, una mujer de 48 años de Maricopa, Arizona, administraba un canal de YouTube llamado "Aventuras fantásticas" (" Fantastic Adventures", por su nombre original en inglés), donde mostraba episodios con cada uno de sus siete niños adoptados actuando en diferentes escenarios, generalmente dentro de una casa o el patio trasero.

El canal de Hackney obtuvo 700,800 suscriptores y más de 242 millones de visitas.

Pero detrás de la cámara, lo que ocurría en la casa de Hackney parece ser dibujar otro escenario mucho más rudo, de acuerdo con una declaración de la policía local que arrestó a la mujer y a sus dos hijos adultos bajo sospecha de abusar repetidamente de los siete hijos adoptivos.

Según el documento de la policía, los niños describieron un cuadro de abusos espeluznante, desde haber estado encerrados en un armario por días sin comida, agua o acceso a un baño, hasta haber sido rociados con gas pimienta de la cabeza a los pies y obligados a tomar baños de hielo, como escarmiento.

Durante una investigación de abuso infantil el 13 de marzo, la policía de Maricopa encontró inicialmente que uno de los siete niños adoptados fue abusado repetidamente por su madre, según el informe.

El niño dijo a las autoridades que su madre lo rociaba con aerosol con pimienta y era encerrado en un armario que en la casa llamaban "sala de pantalla verde", durante días sin comida, agua o acceso a un baño, según la declaración.

Una niña agregó que sus otros seis hermanos estaban siendo castigados de la misma manera, dijeron las autoridades.

Castigos muy severos

Hackney también obligaba a los niños a pararse en un rincón con los brazos alzados por encima de la cabeza durante horas, así como a tomar baños de hielo y, si se resistían, se les aplicaba fuerza sumergiéndole cabeza bajo el agua, según el comunicado.

Los niños dijeron a las autoridades que a veces eran golpeados con una percha, cinturón o cepillo, y que se les rociaba pimienta de la cabeza a los pies, dijo la policía de Maricopa.

Otro niño dijo que fue golpeado en la cabeza por Hackney con los nudillos de su mano y describió el dolor como si hubiera sido golpeado con un martillo, mientras que otro de los siete niños dijo que llevaba una máscara sobre su cara para protegerse del aerosol de pimienta, dijo la declaración.

La declaración no especifica las edades de los niños, pero varios de los que aparecen en los videos, que todavía fueron publicados en YouTube el martes por la noche, aparecen menores de 10 años de edad.

Las autoridades respondieron a la información llevando a cabo un control de bienestar en la residencia de Hackney, lo que condujo al hallazgo de un niño que llevaba solo un pañal encerrado dentro de un armario con un mecanismo de cierre ubicado dentro del dormitorio principal de la mujer, dice la declaración.

Los agentes de policía encontraron a los seis niños restantes, que parecían tener un peso inferior al normal y estaban desnutridos, con cutis pálido y ojeras, según la declaración de la policía.

Le quitan la custodia

Cuando la policía registró la casa encontraron dos latas de gas pimienta en la habitación de la madre adoptiva, un armario con un cerrojo de seguridad y un cuarto sin ventanas, con muebles, mantas, ropa o juguetes dentro.

La declaración policial indica que los niños dijeron a los agentes que tenían hambre y sed. Mientras los policías hablaban en el registro de la vivienda, uno de los niños bebió tres botellas de agua en un período de 20 minutos, mientras describía los castigos severos a los que era sometido por su madre adoptiva.

Uno de ellos dijo a los policías que tenía mucha hambre y sed, pero que temía que la mujer oliera en su aliento las patatas fritas que los oficiales le dieron en el lugar de los hechos. Las autoridades agregaron que el niño estaba temblando y parecía demasiado asustado para continuar con la entrevista.

Mientras las autoridades visitaban la residencia de Hackney, la mujer ordenó a sus dos hijos adultos que prepararan comida para los niños, dijo la policía de Maricopa.
Pero uno de los niños le dijo a los funcionarios que sólo se les permitía comer porque ellos estaban ahí, y agregó que no se le había permitido comer durante dos días.

Los niños le dijeron a los funcionarios del Departamento de Servicios para Niños (DCS, por sus siglas en inglés) que la mujer los sacó de la escuela para que grabaran la serie que difundía en su canal de YouTube.

Los menores aseguraron que no habían estado en la escuela por años.

El DCS liberó a los siete niños de la custodia de Hackney.

Los dos hijos adultos de la mujer, Logan y Ryan Hackney, también fueron arrestados en relación con el abuso de los siete niños porque no denunciaron el comportamiento abusivo de Hackney, según la policía.

Mira también:


Entre basura y excrementos: así vivían los 10 hijos de una pareja acusada de tortura y abuso infantil

Loading
Cargando galería
Publicidad