Crímenes

Padre de la joven asesinada en Iowa agradece a la comunidad hispana por su solidaridad

El domingo, en el gimnasio del colegio al que asistía la joven de 20 años, se reunieron 1,200 personas a despedirla. Después de conocerse la identidad y el origen de su presunto asesino, el padre dejó claro que la familia no siente ninguna animadversión por la comunidad hispana que, por el contrario, "se mostró siempre muy solidaria".
27 Ago 2018 – 4:40 PM EDT

Al funeral de Mollie Tibbetts celebrado este pasado domingo asistieron 1,200 personas. El estadio de su colegio, en Brooklyn, Iowa, a unas cuadras de distancia de la casa de sus padres, se llenó completamente de familiares y amigos que querían despedir a la joven cuya desaparición mantuvo en vilo por más un mes a esa pequeña localidad.

En el momento de la ceremonia su padre, Rob Tibbetts, dijo querer hacer las cosas a la manera como Mollie las hubiera hecho. Así que alentó a una pareja de jóvenes y amigos de la familia que recién se habían casado y celebró su amor. Luego, reconoció al equipo local de fútbol de los ‘Bears’ por tener su primera victoria, en la que el hermano de Mollie contribuyó como mariscal de campo titular. Dos jóvenes más recibieron los aplausos de todos los que estaban ahí, quizás no para despedir a su amiga, sino para celebrar lo que ella les había enseñado durante su corta vida.


En medio de la ceremonia, Rob Tibbetts quiso dedicar unas palabras a la comunidad hispana de la zona, de la que dijo había mostrado especial compasión con él durante los días difíciles en los que buscaban a su hija. Narró que, durante esos días comió en varios restaurantes mexicanos y los empleados siempre fueron sensibles a su historia y le mostraron su mayor solidaridad.

Además, dejó claro que para él la comunidad hispana eran sencillamente gente de Iowa. “Ellos tienen los mismos valores que el resto. En cuanto a lo que a mi concierte, ellos son habitantes del estado con mejor comida”.

Sus referencias a la comunidad latina eran relevantes una vez que las autoridades comprobaron la semana pasada que el asesino de su hija había sido Christian Bahena Rivera un ciudadano de origen mexicano, que se encontraba de manera ilegal en el país, información que fue usada por varios políticos republicanos y por el mismo presidente Donald Trump para reforzar sus idead estigmatizantes sobre la población inmigrante.

Las declaraciones del padre no tomaron a nadie por sorpresa. En la misma semana en la que se supo el fatídico desenlace de la menor, cuyo cadáver fue encontrado escondido en un maizal, su tía, Billie Jo Calderwood, escribió una sentida publicación en Facebook en la que con esta sentencia “Por favor recuerden, el diablo viene en TODOS los colores”, le pidió al país que no usara la muerte de su sobrina con fines políticos.

“Hoy es hora de pasar la página, tenemos que continuar con nuestras vidas”, dijo el padre de Mollie quien dijo que ella era la persona mejor entrenada de la familia para poder sobrellevar una situación como la que ahora enfrentan: “Por eso vamos a intentar hacer lo que ella hubiera hecho”, concluyó Tibbetts en la ceremonia.

Dolor e indignación por el asesinato de Mollie Tibbetts

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Crímenes
Publicidad