Asesinatos

El hispano acusado del asesinato de Mollie Tibbetts trabajaba con un nombre falso

Cristhian Rivera trabajó durante años en una granja lechera y era considerado un buen empleado, pero cobraba con una identidad que no era la suya. Él mismo condujo a las autoridades al lugar donde estaba el cuerpo de la estudiante.
23 Ago 2018 – 9:42 PM EDT

Cristhian Bahena Rivera, acusado del asesinato de Mollie Tibbetts, estudiante de psicología de la Universidad de Iowa, trabajó durante años con un nombre falso en una granja lechera ubicada a unos cuantos kilómetros de donde la joven fue secuestrada el mes pasado mientras corría, reveló este miércoles la compañía que lo empleaba.

Rivera era un buen empleado que se presentaba a tiempo para cuidar de las vacas y tenía una buena relación con sus compañeros, declaró a la agencia de noticias AP Dane Lang, gerente de Yarrabee Farms, la empresa donde laboraba el acusado.

El inmigrante de 24 años siguió presentándose a trabajar después de que Mollie Tibbetts desapareció el 18 de julio. “Nadie notó una diferencia” en su comportamiento, destacó Lang.

Sus compañeros de trabajo se sorprendieron al enterarse no solo de que Rivera era sospechoso en la muerte de Tibbetts, sino de que tenía un nombre distinto a como se le conocía en la granja, dijo el gerente.

“Nuestro empleado no es quien dijo ser”, comentó Lang en una conferencia de prensa dentro de la granja. “Eso nos sorprendió”.

Cuando Rivera fue contratado en 2014, presentó una identificación con fotografía emitida en otro estado y su tarjeta del Seguro Social correspondiente, comentó Lang. La información fue cotejada y validada a través del sistema de verificación de empleo de la Administración del Seguro Social, recalcó.


El abogado defensor Allan Richards reconoció el miércoles que su cliente recibía su pago con otro nombre y que no tenía certeza sobre su estatus migratorio. Horas antes había asegurado que sí tenía permiso de residencia y trabajo en Estados Unidos.

“Se presentaba todos los días y hacía su trabajo. Se le felicitaba. Se hicieron de la vista gorda sobre la autenticidad de la documentación”, comentó Richards.

El estatus del acusado aviva un debate sobre el sistema migratorio y la necesidad de una reforma urgente. Billie Jo Calderwood, tía de la joven asesinada, escribió en su página de Facebook un breve texto para desmarcar el asesinato de su sobrina del asunto migratorio.

"Los residentes de Iowa estamos con el corazón roto y estamos enojados. Enojados porque un sistema de inmigración deficiente permitió que un depredador viviera en nuestra comunidad", reclamó la gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds.


El propio presidente Donald Trump comentó sobre el caso durante un acto de campaña en West Virginia. " Han oído del individuo ilegal originario, lamentablemente, de México y han visto lo que le pasó a esta increíblemente bella jovencita", le dijo Trump a una multitud en Charleston para luego añadir: "Esto nunca debió haber ocurrido. Tenemos un gran impacto, pero las leyes son malas… las estamos cambiando, pero necesitamos más republicanos".

Una fianza de $5,000,000

Rivera compareció este miércoles en la corte por el asesinato de Mollie Tibbetts. El hombre de 24 años contó con la ayuda de un intérprete oficial y la asistencia del cónsul de México en Iowa, Porfirio Martínez, quien informó que el acusado tendrá una segunda audiencia el 31 de agosto. A Rivera se le fijó una fianza de 5 millones de dólares.

Tibbetts, estudiante de psicología de la Universidad de Iowa, fue reportada como desaparecida el pasado 18 de julio en Brooklyn, un pueblo de Iowa con 1,500 habitantes aproximadamente. Su búsqueda durante semanas generó atención nacional. La familia de esta joven de 20 años mantenía esperanzas de encontrarla con vida.

La Policía de Iowa encontró el cuerpo de Tibbetts este martes después de interrogar a Rivera, quien confesó haber seguido a la joven mientras trotaba.

En su página de Facebook, el acusado dice ser de Guayabillo, una comunidad de menos de 300 habitantes en el estado mexicano de Guerrero, a unas tres horas en automóvil desde el puerto turístico de Acapulco.

Rivera tiene una pareja y es padre de una niña. Algunos de sus familiares, que se encontraban en la corte de Montezuma, Iowa, rehusaron hablar con la prensa que se acercó después de la comparecencia.

Una condena por asesinato premeditado conlleva una sentencia obligatoria de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional de acuerdo a las leyes de Iowa, estado que no cuenta con pena de muerte.

Dolor e indignación por el asesinato de Mollie Tibbetts

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosCrímenes
Publicidad