Crímenes

¿Motivación financiera? Revelan detalles sobre el acusado de matar a su hermano, cuñada y sobrinos

Paul Caneiro fue acusado de dispararle a su hermano Keith Caneiro y luego apuñalar a su cuñada y sus dos sobrinos de 11 y 8 años, para después prenderle fuego a la mansión de esa familia en Nueva Jersey. Allegados cuentan que luego de ser socios por años, la víctima quería abrir nuevos caminos aparte, mientras su hermano estaba inmovilizado por un accidente que lo alejó de los viajes y vida de negocios.
1 Dic 2018 – 11:15 PM EST

Paul Caneiro, de 51 años, fue acusado este viernes por el asesinato de su hermano menor y socio, Keith Caneiro, de 50; su cuñada Jennifer Caneiro, de 45, y los hijos de ambos, Jesse y Sophia, de 11 y 8 años respectivamente.

Las autoridades argumentan que antes del amanecer del 20 de noviembre, en vísperas del Día de Acción de Gracias, Paul fue hasta la mansión de sus familiares en Nueva Jersey y le disparó a Keith en la parte de afuera de la casa. Luego entró y mató a cuchilladas a la esposa de su hermano y sus propios sobrinos. Después prendió fuego a la casa, valorada en 1.6 millones de dólares.

La investigación del incendio que irrumpió la tranquilidad del barrio Colts Neck tomó un giro inesperado con este drama familiar que identifica como victimario al "hermano inseparable" y socio de al menos dos empresas de la víctima, según contaron allegados al diario The New York Times y a la agencia de noticias AP.

Paul Caneiro también fue acusado de incendio intencional agravado en relación con otro siniestro el martes en su propia residencia, ubicada en Ocean Township, a unas 16 millas de la mansión de su hermano.

Colts Neck está 50 millas al sur de la ciudad de Nueva York y es el hogar de varias celebridades, incluyendo el músico Bruce Springsteen.

"Este es uno de los casos más brutales que he visto en mi carrera", dijo el fiscal Christopher J. Gramiccioni, del condado de Monmouth.

Los fiscales creen que el móvil del crimen puede ser "financiero" y por eso ahora investigan los negocios de los hermanos. Ambos eran dueños de la firma tecnológica Square One y de otra compañía de consultoría que llegó a tener 26 empleados y como clientes a bancos como Citybank.

La historia de ambos está llena de momentos y fotografías de celebraciones, bodas y viajes. Sin embargo, a través de allegados se ha podido reconstruir que algo ocurrió en los últimos años y podría arrojar algunas pistas a la investigación.

Paul tuvo un accidente automovilístico que le provocó severos daños físicos, de hecho la agencia AP reporta que en la corte caminó con dificultad, antes de sentarse frente al juez "con cara de piedra". Eso le impidió acompañar a la familia a viajes a Grecia, donde solían vacacionar y hasta estuvo separado de su propia esposa e hijos por seis meses. Se fue a vivir a otro lugar y hace poco había vuelto, contó Demetris Potamianos, un amigo cercano de los hermanos.

Mientras Paul sufría las consecuencias físicas y emocionales del traumático accidente "nunca volvió a ser el mismo después de eso", dijo Potamianos. Entre tanto, su hermano cursaba dos carreras en la Universidad de Columbia y comentaba a compañeros que luego de graduarse quería dar un vuelco a su vida profesional y hacer cosas diferentes. Al parecer, Keith dejó claro que no quería seguir con las empresas en sociedad con Paul, según comentó una de sus compañeras a The New York Times.

En una comparecencia ante el tribunal el viernes, Paul Caneiro se declaró inocente de todos los cargos. Se limitó a responder parcamente con "sí" y "no" a las preguntas.

La defensa había dicho antes que era un hermano y un tío cariñoso que apreciaba a su familia y estaba íntimamente involucrado en las vidas de su joven sobrina y sobrino. "No hay absolutamente ninguna razón en el mundo para que Paul Caneiro haya cometido los delitos que presuntamente cometió", dijeron sus abogados, Robert A. Honecker, Jr. y Mitchell J. Ansell, en un comunicado. "Nunca lastimaría a ningún miembro de su familia".

Vecinos de Paul dijeron que lo vieron rescatando a su esposa e hijos del fuego que salía del sótano de su casa el pasado 20 de noviembre.

El acusado seguirá detenido hasta la próxima audiencia en enero de 2019.

Mira también:


En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CrímenesNueva JerseyMuertesJuicios
Publicidad