null: nullpx
Corrupción

Una líder del partido del gobierno de España dimite tras un video donde se la ve robando dos cremas antiarrugas

Cristina Cifuentes, del Partido Popular y presidenta de la comunidad de Madrid, dejó su cargo luego de semanas de polémica por un máster que, según revelaciones periodísticas, consiguió sin presentarse a las clases y con notas falsificadas, entre otras irregularidades.
25 Abr 2018 – 12:23 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Cristina Cifuentes, una de las principales políticas del partido de gobierno de España, dimitió este miércoles como presidenta de la comunidad de Madrid tras la publicación de un video de un robo de dos cremas para las arrugas.

Su decisión se produce después de semanas de polémica luego que se conociera que Cifuentes había conseguido un máster en una universidad pública sin haberse presentado a clases ni realizar los trabajos necesarios para su obtención. La oposición y sus socios en el gobierno autonómico habían pedido su dimisión por este caso de supuesto trato de favor y tráfico de influencias.

"He aguantado más de 34-35 días de una exposición permanente. Lo que ha ocurrido hoy traspasa una línea", dijo Cifuentes en una comparecencia en Madrid en la que no admitió preguntas. La presidenta, que pertenece al conservador Partido Popular, quiso enmarcar su decisión a una "campaña de acoso y derribo" que se convirtió en un "ataque personal".

En la grabación, de 2011, se puede observar cómo Cifuentes fue conducida a un cuarto de los servicios de seguridad de un supermercado madrileño por haber robado dos cremas cosméticas. En las imágenes se ve cómo la política, que entonces era vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, vacía su bolso ante la mirada del guardia de seguridad.

"Una cosa involuntaria"

Cifuentes trató de defenderse afirmando que los botes los tenía ya antes de llegar al negocio, según la información del medio que publicó las imágenes. Ante la negativa de pagarlos, el vigilante se comunicó con la policía que, sin embargo, no la detuvo porque finalmente acabó pagando 40 euros (menos de 50 dólares) por las cremas.

"Fue una cosa involuntaria. Me llevé por error unos productos por 40 euros, los aboné y no tuvo más trascendencia. Me di cuenta y aboné los 40 euros", se justificó este miércoles.


El video, sin embargo, ha sido el último escándalo que ha rodeado a Cifuentes, cuya situación política estaba en la cuerda floja luego de que su socio de gobierno, el partido llamado Ciudadanos, hubiera exigido su dimisión por la polémica de su máster en Derecho Público del Estado Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos.

Hace aproximadamente un mes, Eldiario.es publicó en exclusiva que la presidenta de Madrid había obtenido dicho diploma de posgrado supuestamente sin acudir a las clases, sin presentar el trabajo fin de máster y con asignaturas aprobadas pese a que no se había presentado a los exámenes.

Desde que se conoció la noticia, Cifuentes negó haber cometido ninguna irregularidad y se negó a dimitir. Sin embargo, nuevas informaciones periodísticas revelaron más ilegalidades, como la falsificación de firmas de profesores en un documento que supuestamente certificaba que había realizado la defensa de su máster.

Pese a las evidencias, ella insistió a que sí defendió su trabajo de fin de máster, aunque no fue capaz de entregar una copia del mismo a los medios. La Universidad tampoco lo confirmó y acabó abriendo una investigación. Asimismo, reconoció que tenía problemas para certificar que la política hubiera realmente realizado el curso. Varios profesores negaron haber estado en la defensa de su trabajo de fin de máster y sostuvieron que sus firmas efectivamente habían sido falsificadas.

En un intento desesperado para atajar el escándalo, la presidenta llegó a "renunciar" a su máster, una iniciativa simbólica que no tuvo ningún efecto.

Durante estas semanas de controversia, algunos de sus compañeros del Partido Popular mostraron dudas sobre si debía seguir al frente del gobierno de la región de Madrid. Sin embargo, Mariano Rajoy, presidente de España, nunca llegó a pedirle que dejara su cargo.

Con la "cabeza alta"

El cúmulo de evidencias llevó a que Ciudadanos exigiera su dimisión o, en caso contrario, apoyaría la moción de censura presentada por el Partido Socialista de Madrid. Al final, no ha hecho falta que se produzca esa votación: acorralada y con las imágenes de ella robando, la presidenta de Madrid tiró este miércoles la toalla, aunque sin admitir errores.

"La resistencia de las personas tiene un límite y he llegado a él. Me voy con la cabeza muy alta, con un sentimiento amargo , pero muy satisfecha, creo que hemos hecho un buen trabajo", afirmó.

Cifuentes fue presentada en numerosas ocasiones como uno de los nuevos rostros del Partido Popular, una formación inmersa en numerosos casos de corrupción. Durante su comparecencia indicó que lo sucedido era "parte del precio de haber mantenido tolerancia cero contra la corrupción", pese a las evidencias de que había mentido sobre su máster.

Con su dimisión, su carrera política parece acaba, si bien aún se desconoce si seguirá como presidenta del Partido Popular de Madrid y si dejará su escaño en el parlamento regional.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés