null: nullpx
Corrupción

EEUU acusa a la exvicepresidenta de Guatemala de cargos de narcotráfico

La embajada estadounidense está a la espera de una solicitud de extradición del Departamento de Justicia de Estados Unidos. La exfuncionaria negó los cargos que también pesan sobre el exministro del Interior.
25 Feb 2017 – 6:11 AM EST

La exvicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, y del exministro del Interior, Héctor Mauricio López, fueron acusados en una corte estadounidense de delitos relacionados con narcotráfico, informó el viernes la embajada estadounidense en el país.

Ambos exfuncionarios fueron acusados por separado el miércoles en una corte del Distrito de Columbia, de conspirar para distribuir cinco o más kilogramos de cocaína, "con la intención y conocimiento de que la cocaína sería importada ilegalmente a los Estados Unidos", señaló la representación diplomática en Guatemala en un comunicado.

"La embajada está en espera de una solicitud de extradición del Departamento de Justicia de los Estados Unidos", indica el texto.

Baldetti, vicepresidenta de Guatemala entre 2012-2015, fue detenida en agosto del 2015 y es procesada por supuestamente ser una de las cabecillas de la trama de defraudación aduanera conocida como "La Línea", mientras que Bonilla fue arrestado en 2016 por otro caso de corrupción.


El abogado de Baldetti, Gustavo Juárez, dijo a The Associated Press que nadie les había notificado de la acusación en Estados Unidos.

"Lo legal es que termine sus procesos en Guatemala y luego si se aprueba se ejecute la extradición, aunque ella también puede tomar la decisión de ser extraditada y no oponerse", explicó Juárez.

Tras notificar a Baldetti sobre los nuevos cargos, Juárez leyó una declaración de su parte ante los medios.

"Jamás participé ni antes ni después de ser vicepresidenta, en este tipo de acciones. La embajada tendrá que probar tal aseveración. Pido respeto para mí­ y mi familia, ya que esta es una mentira más de la persecución de la que soy objeto desde el 2015".


RELACIONADOS:CorrupciónGuatemalaNarcotráfico
Publicidad