Corrupción

Dilma Rousseff está a favor de que se celebren nuevas elecciones en Brasil

La presidenta suspendida considera que el país experimenta un "desgaste" político y muchos ciudadanos ya no creen en el proceso.
15 Jun 2016 – 1:15 AM EDT

La presidenta suspendida de Brasil Dilma Rousseff asguró que está a favor de que haya nuevas elecciones para ayudar a la nación más grande de Latinoamérica a salir de su crisis política.

En una entrevista con agencias noticiosas extranjeras, Rousseff dijo que primero tendría que superar el próximo juicio político que se celebrará en agosto en el que los senadores decidirán si la destituyen permanentemente, informó AP.

Rousseff señaló que el país experimenta un "desgaste" político y que muchos ciudadanos ya no creen en el proceso.

"Esto tiene que ser superado", afirmó. "Si es necesario que haya nuevas elecciones, yo estaría a favor".

Rousseff fue sometida a juicio político y suspendida por el Senado el 12 de mayo acusada de haber maquillado las cuentas fiscales para esconder el déficit en el presupuesto federal y sustituida por su entonces vicepresidente, Michel Temer.

La política brasileña, que rechaza las acusaciones, sostuvo que todo el proceso fue un “fraude” y alegó que se trata de una maniobra para retirarla de la presidencia diseñado por aliados convertidos en enemigos.

Plebiscito sobre su mandato

En la entrevista de una hora, Rousseff aventuró la idea de un plebiscito sobre su mandato, aunque no proporcionó detalles de cómo funcionaría.

"No tengo ningún problema en preguntar qué es lo que la gente quiere", afirmó Rousseff. "En cualquier caso, la única forma en que el mandato de un presidente debería ser interrumpido es a través de un plebiscito".

El convocar a nuevas elecciones antes de 2018, el año en que concluiría el período de Rousseff, sería difícil.

Para que ello pudiera ocurrir, tanto ella como el presidente interino Michel Temer, tendrían que renunciar o ser destituidos.

Los aliados de Temer han rechazado las crecientes exhortaciones de algunos legisladores para que haya nuevas elecciones.

Aun así, una serie de escándalos que acosan al naciente gobierno de Temer han derivado en que varios senadores hayan dicho públicamente que están reflexionando de nuevo sobre su voto.

Lea también:

Publicidad