null: nullpx
Consejos Autos

10 consejos que harán que tu camioneta pickup se sienta como nueva todos los días

El secreto de la longevidad de estas bestias mecánicas puede reducirse a una simple palabra: mantenimiento.
4 Abr 2017 – 06:35 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Ford F-1 1948 Crédito: Ford

Es imposible no maravillarnos al ver a una hermosa camioneta pickup de los años 80, 70, 60 y hasta 50 navegando por la autopista al lado de vehículos contemporáneos. Esta es una visión que se hace cada vez más común a medida en que nos adentramos en zonas rurales donde la gente conoce el valor de mantener sus vehículos en buen estado. Estos vehículos si bien no lucen como recién salidos del salón de exhibiciones si funcionan tan bien como el primer día, a pesar de que la gran mayoría de ellas han conocido el trabajo pesado para el que fueron originalmente diseñadas.

El secreto de la longevidad de estas bestias mecánicas puede reducirse a una simple palabra: mantenimiento. Estos 10 simples consejos te ayudarán a alargar la vida útil de tu troca y a ayudarte a que tu inversión rinda al máximo.

1. Sigue meticulosamente el plan de cambios de aceite

La función del aceite en el motor es prevenir el desgaste de los componentes internos de este. Es por eso que para la larga duración del motor este aceite debe estar siempre en condiciones óptimas. Sin embargo millones de personas dejan pasar años sin cambiar el aceite de sus motores los cuales después de la expiración de su vida útil pierden la viscosidad y en consecuencia también pierden la capacidad de prevenir el desgaste de las piezas internas del motor.

El avance de la tecnología ha hecho que los aceites de hoy en día duren mucho más que antes. Un estimado común para el cambio de aceite es de 7,500 millas o seis meses (lo que ocurra primero) así tengas un vehículo de edad avanzada. Sin embargo hay que tener siempre en cuenta la viscosidad recomendada por el fabricantes así como la utilización de aceites formulados para proteger motores con mucho uso.

2. No descuides los otros fluidos

El aceite del motor no es el único fluido del que hay que estar pendiente. El fluido del sistema de frenos, de la dirección asistida y de la transmisión automática deben ser chequeados con frecuencia y sus niveles restablecidos para el correcto funcionamiento y el mantenimiento en buen estado de esos sistemas. También es muy importante mantener el fluido refrigerante en el nivel recomendado y utilizar la fórmula correcta para la temperatura en la que el vehículo está operando. Finalmente no hay que olvidar el fluido del limpia parabrisas, la visibilidad siempre será uno de los componentes más importantes de tu vehículo.

3. Visita al mecánico al menos una vez al año

Al igual que vamos al médico una vez al año para hacernos un exámen físico general, hay que visitar al mecánico como mínimo una vez al año para hacer una revisión general de los sistemas del vehículo. Esta es una tarea que normalmente requiere una experticia mecánica mayor de la que disponen la mayoría de los usuarios, más aún en los automóviles modernos que requieren de sofisticados sistemas electrónico de diagnósticos que requieren de equipos especializados.

El mantenimiento preventivo nos evitará una gran cantidad de problemas en el futuro.

4. Mantén tus neumáticos bien balanceados y revisa el nivel de presión de aire

Este consejo no sólo alargará la vida de tus neumáticos y el buen estado de los componente de la suspensión, sino que además es una medida primordial para la seguridad de la operación de tu camioneta pickup. La altura del centro de gravedad de las camionetas las hace más propensas a la perdida de control a alta velocidad y unos cauchos en buen estado siempre ayudarán a la estabilidad de tu vehículo.

5. Tampoco olvides rotarlos

La rotación tiene como fin lograr el desgaste uniforme de tus neumáticos. No oigas cuentos de camino y sigue las instrucciones y recomendaciones del fabricante de tu vehículo en relación a la frecuencia y el patrón para la rotación de sus neumáticos.

Loading
Cargando galería

6. No descuides la alineación del tren delantero

Los componentes del tren delantero de tu vehículo están constantemente sometidos a una cantidad importante de fuerzas encontradas ya que es allí donde ocurre el direccionamiento del vehículo. Es por eso que sus componentes tienden a desajustarse. En el caso de las camionetas este desajuste es peor aún ya que el manejo sobre superficies irregulares, remolques y otras actividades típicas para estos vehículos castigan duramente al sistema.

La consecuencia aparente es que hay que corregir constantemente la dirección de la camioneta con el volante pero mientras esto ocurre los neumáticos se están desgastando irregularmente y el vehículo estará gastando mas combustible. La alineación del tren delantero te garantizará un desgaste uniforme de los neumáticos así como un manejo más económico, seguro y placentero.

7. Revisa con frecuencia el sistema eléctrico incluyendo el estado de luces y lámparas

Es importante revisar con frecuencia el estado de todos los sistemas relacionados con la iluminación de tu vehículo. Invierte tiempo en asegurarte que todas las luces, tanto internas como externas funcionen correctamente ya que una luz más tenue o más fuerte de lo normal puede ser un indicio de algún problema en el sistema eléctrico. Reemplaza los bombillos que estén quemados, mantén fusibles de repuesto dentro del vehículo y asegúrate de que los bornes de la batería están limpios y bien conectados.

8. No descuides el filtro del aire

Al igual que a ti, a tu camioneta pickup le gusta respirar aire limpio. Un aire libre de químicos y residuos sólidos es esencial para la durabilidad y buen funcionamiento de tu motor. Asegurate de instalar un filtro de aire nuevo en periodos que no excedan 30,000 millas o más cortos si sueles manejar tu camioneta en caminos polvorientos.

9. Ajusta tu plan de mantenimiento al tipo de uso que le das a tu pickup

Un vehículo utilizado con menor frecuencia necesitará mantenimiento en intervalos más largos que uno que sea utilizado constantemente. Un vehículo que recorra vías no pavimentadas y polvorientas deberá ser revisado con mayor frecuencia que uno que solo conoce el asfalto. Asegúrate de darle a tu camioneta el mantenimiento adecuado al uso que le das y recuerda que aún nadie a inventado un automóvil libre de mantenimiento.

10. Lee y familiarizate con tu Manual del Propietario

Es el librito gordo que está –o debería estar- en la guantera de tu vehículo. En el conseguirás toda la información que necesitas saber sobre tu camioneta. Por ejemplo: mantenimiento preventivo, intervalos, características de los fluidos que utiliza tu auto en particular así como el tipo de gasolina, presión de aire en los neumáticos y mucha otra información.

Cargando Video...
A Bordo tips: Aprende a revisar tus neumáticos


Lee también:

Reacciona
Comparte
Publicidad