null: nullpx
CityLab Vida Urbana

Lo que hay detrás de las nuevas luces que se ven en puentes y edificios

La llamada ‘iluminación emotiva’ puede parecer a algunos algo cursi, pero para otros también es una forma barata de crear una marca en la ciudad.
Logo CityLab small
23 Nov 2016 – 3:27 PM EST

Ya para 2018, nueve puentes en Nueva York brillarán por las noches. Gracias a miles de luces LED, puentes desde el Henry Hudson Bridge en Inwood hasta el Crossbay Veterans Memorial Bridge en los Rockaways será iluminados de manera deslumbrante todas las noches, con efectos especiales implementados durante el Día de Independencia, el Mes de Conciencia sobre el Cáncer de Mama y otros eventos codificados por colores.

Los nueve puentes —los cuales forman parte de la primera fase de una renovación de 500 millones de dólares para los puentes y túneles administrados por la Autoridad Metropolitana de Transporte— se unirán a las filas del Empire State Building y One World Trade Center como estructuras neoyorquinas que brillan durante los grandes momentos. Imagínate a todas estas vías iluminadas de azul y naranja para celebrar un campeonato para los Mets o los Knicks (o quizás para otra ocasión que se preste para iluminación colorida).

A su vez los puentes de Nueva York se unirán a las filas de cientos de puentes en todo el mundo que emplean iluminación emotiva de LED para deslumbrar a residentes y atraer a turistas. El Big River Crossing en Memphis, el Leonard P. Zakim–Bunker Hill Bridge en Boston, el Big Four Bridge en Louisville y los Little Rock Bridges en Little Rock son algunos de los puentes en EEUU que se han acogido a los espectáculos de iluminación durante los últimos cuatro años.

“Según tengo entendido, una las cosas que inspiró [al gobernador neoyorquino Andrew Cuomo] fue una visita que hizo a Filadelfia y el puente iluminado allí”, dice Jim Anderson, un ejecutivo para Philips Lighting. “También me pregunto si también vieron algunas de las cosas que están ocurriendo alrededor del mundo”.

Captura de pantalla de un gráfico que muestra puentes y torres a lo largo de Nueva York iluminados para el 4 de julio (NYGovCuomo).

Londres también se está sumando a las filas de la iluminación dramática. El 8 de diciembre la Illuminated River Foundation (Fundación del Río Iluminado) anunciará el ganador de una competencia de diseño para iluminar a 17 puentes a lo largo del Río Támesis en el centro de Londres. Los seis equipos finalistas incluyen luminarias del mundo artístico tales como Leo Villareal, Katharina Grosse, Glenn Ligon y Cai Guo-Qiang, así como gigantes de la arquitectura como Adjaye Associates y Diller Scofidio + Renfro.

Ahora que Nueva York y Londres están participando, esta tendencia no desaparecerá por un buen rato. A medida que ciudades, condados y estados renuevan puentes obsoletos, es inevitable que actualicen sus sistemas de iluminación con luces LED. Según explica Anderson —gerente del segmento del mercado global de puentes, monumentos y fachadas de edificios en Philips— estos cambios presentan la oportunidad de agregar un poco de extravagancia cívica a bajo costo. “Si desarrollas el área de los muelles, los puentes están ahí mismo, bien visibles”, dice. “Ayudan a destacar a una ciudad o crear una marca para ella. Eso es lo que hemos visto en todo el mundo y parece que [la tendencia] también se está propagando”.

Luces elegantes tipo LED en la escala de la infraestructura son un fenómeno nuevo. Philips Lighting se ha encargado de la instalación de sistemas de iluminación para unos 100 puentes en todo el mundo y en 2007 adquirió a Color Kinetics, una startup ubicado en Boston. Con esta adquisición Philips también consiguió varios patentes sobre la combinación y el oscurecimiento de luces LED para crear efectos de iluminación. Nuevos avances en la fibra óptica y en el monitoreo desde la nube hace que sea posible orquestar patrones complicados a lo largo de décimos de miles de luces LED, no sólo sobre una vía navegable sino que también a lo largo de una ciudad completa. De tal modo se pueden cambiar rápidamente los colores de una ciudad a los de la bandera de Francia después de un ataque en Paris, por ejemplo, o para celebrar un desfile de orgullo gay.

El Big River Crossing en Memphis (Darius Kuzmickas/Philips Lighting).

A lo mejor el puente estadounidense más famoso por haber implementado un sistema extravagante de iluminación es el San Francisco–Oakland Bay Bridge. Villareal —uno de los artistas de iluminación más conocidos del mundo— diseñó el programa para la instalación de 25,000 luces LED llamada “ Bay Lights”, la cual estrenó en 2013.

“Bay Lights” no les encantó a todos. Cuando el sistema estrenó, obtuvo una respuesta poco entusiasta del periódico San Francisco Chronicle. John King —crítico de arquitectura— cuestionó la sustancia y el rigor del proyecto. King revisó esa opinión un poco en 2014; en parte esto fue porque la ciudad estaba finalizando un plan para convertir el espectáculo de iluminación en algo permanente… y también porque los lectores lo tildaron de aguafiestas.

Pero aun así King se quejó de la “torpeza de tratar a la obra más robusta de ingeniería arquitectónica de la región como (…) un lienzo para el equivalente visual de música de fondo”. Pero su opinión no importó: ahora el Bay Bridge está permanentemente iluminado por las programadas secuencias centelleantes de los Bay Lights.

“Originalmente había bastante oposición de varias personas en la ciudad sobre la iluminación en la ciudad y la creación de algún tipo de imagen chabacana iluminadora”, dice Anderson. “Después de que Leo entregó ese sistema, la gente no lo quiso desarmar después de dos años. Hubo bastante oposición: ‘No puedes quitarlo, este es San Francisco. Esto es alta tecnología’”.

Una vista del puente en San Francisco (Lucas Saugen/Philips Lighting).

Nueva York aún no han nombrado un diseñador del sistema de iluminación ni tampoco ha trazado cómo será el concurso para sus actualizaciones, las cuales se harán en dos fases. En total, se renovarán 11 puentes, entre ellos un puente bajo construcción. También se renovará la iluminación del Túnel Queens-Midtown y el Túnel Hugh L. Carey. En una rueda de prensa, el gobernador Cuomo anunció algunos nuevos elementos más suaves para la infraestructura, entre ellos una cortina tipo “cota de malla” hecha de tela para grúas portales de acero, entradas a túneles y garajes de estacionamiento.

Con sus decisiones iluminadoras, Nueva York tiene la oportunidad de decepcionar a muchas más personas que sólo los críticos de arquitectura. Si bien es probable que tales decisiones no incluirán el uso de dragones animatrónicos que lanzan fuego —tal como tiene este puente en Da Nang, Vietnam— pero cabe notar que los neoyorquinos toman sus puentes en serio. El gobernador Cuomo dice que la “audacia” es una de las características clave de su próximo programa de iluminación.

“Puedes hacer un trabajo sofisticado para un área que busca un look sofisticado”, dice Anderson.

Ciudades más allá de Nueva York pueden esperar más de esto en el futuro. No sólo luces LED sino también la “perfilización” de la infraestructura cívica, con más y más estructuras iluminadas para celebrar días festivos religiosos y campeonatos deportivos o para expresar solidaridad después de ataques terroristas. El significado de todos estos gestos antes especiales quizás cambie en cuanto todos los estén haciendo.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Publicidad