CityLab Salud

Estos son los lugares más afectados por el tabaco en el mundo

Un nuevo atlas muestra cómo hasta los que no fuman pueden sentir los impactos en la salud pública de esta industria.
Logo CityLab small
2 Abr 2018 – 11:49 AM EDT

En 2015 la tuberculosis sobrepasó al VIH como la principal causa de muerte por una enfermedad infecciosa a nivel mundial. Por ejemplo, en Sudáfrica unas 780 personas son infectadas por la tuberculosis por cada 100,000 personas. En EEUU esta cantidad es de solo 2.9, aunque el año pasado la cantidad de casos de tuberculosis en la Ciudad de Nueva York aumentó en un 10%, constituyendo el incremento más grande desde 1992.

Según Neil Schluger —consultor sénior sobre ciencia y educación en la ONG Vital Strategies— hay una razón algo sorprendente por la que la enfermedad bacteriana sigue siendo una asesina tan formidable alrededor del mundo: el uso del tabaco.

“Creo que es una conexión importante para hacer, ya que a menudo no pensamos en cosas como el tabaco siendo relacionadas con las enfermedades infecciosas”, dijo Schluger. “Los fumadores tienen un riesgo mucho más alto de desarrollar la forma activa [de tuberculosis]”.

Entre 1,700 y 2,000 millones de personas a lo largo del mundo han sido expuestas a la tuberculosis y la portan en su forma latente. Sin embargo, sólo aproximadamente un 10% llega a contraer la enfermedad activa. Con frecuencia se contrae después de entrar en contacto con alguien que esté activamente infectado y el fumar lastima al sistema inmunitario, lo cual hace que sea más fácil de desarrollar la infección activa. También incrementa la probabilidad que los antibióticos fallarán o que un paciente previamente infectado recaerá. “En cada paso el tabaco lo hace peor”, dijo Schluger.

Esta es una de las conclusiones de la sexta edición del Tobacco Atlas (El atlas del tabaco), una publicación multimedial de Vital Strategies que se centra en asuntos sobre el control del tabaco. El documento provee recursos sobre la cadena completa del uso de tabaco, desde la producción y el mercadeo hasta la adicción, los esfuerzos para dejar de usarlo y otros asuntos de salud relacionados. Schluger cree que el uso de tabaco es la causa de muerte más prevenible del mundo, no sólo debido a los tipos de enfermedades que relacionamos con éste —tal como el cáncer de pulmón o enfisema—, sino también debido a la forma en que puede ayudar a propagar a otras enfermedades infecciosas. El analista calcula que las tasas de tuberculosis bajarían en aproximadamente un 20% alrededor del mundo si se eliminara el uso del tabaco.

El mapa de abajo da una idea sobre al asunto al mostrar la cantidad de muertes debida a la tuberculosis en cada país que se pueden atribuir al tabaco. El rosado más oscuro se correlaciona con un porcentaje más alto de estas muertes provocadas por tabaco, mientras que el rosado más claro representa los porcentajes más bajos.


Al repasar el mapa, resulta inmediatamente aparente que Rusia —así como muchos países asiáticos— tienen la cantidad más alta de muertes provocadas por tuberculosis que se piensan que fueron causadas por tabaco. Por ejemplo, en Rusia un 19.6% de muertes por tuberculosis en 2017 fueron causadas por el tabaco y en China esa cifra es de un 14.4%. Esta también es la región con las tasas más altas de tuberculosis del mundo: entre un 40% y un 45% de todos los casos de tuberculosis vienen de India, China e Indonesia, dice Schluger.

Muchos países africanos son representados por un color rosado más claro en este mapa, si bien las tasas de tuberculosis por sí solas son muy altas en dichas naciones: el tono más claro se debe al menos en parte al hecho de que menos personas en esos países fuman. “Actualmente sólo hay 77 millones de personas en África quienes fuman, de aproximadamente 1,100 millones de africanos”, dijo Schluger.

El mapa abajo —el cual es del Reporte Global sobre la Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud— muestra esto. En cuanto se elimine al tabaco del asunto, las tasas calculadas de incidencias de tuberculosis por cada 10,000 personas en cada país en 2016 son las más altas en África. Si las compañías de Tabaco empiezan a ingresar a estos mercados de manera más agresiva “será justo como echarle gasolina al incendio de tuberculosis allá”, dijo Schluger.


Dado que los índices de tabaquismo han estado bajando en EEUU por más de una década, las compañías de cigarrillos sí han estado buscando ganancias en mercados emergentes, entre ellos en zonas de guerra en países inestables, tal como una serie reciente en el periódico Guardian reportó. Schluger piensa que la razón principal por la que esta penetración del mercado todavía no ha ocurrido —por lo menos en África— es porque históricamente el continente ha sido tan pobre. Pero el año pasado, Japan Tobacco Inc. —la cuarta compañía del mundo en tamaño— se convirtió en el accionista mayoritario en la empresa de acciones tabaqueras de Etiopía. “Etiopía tiene 105 millones de personas: es el segundo país más grande de África y tiene una economía creciente”, dijo Schluger. “Entonces las compañías de tabaco dicen: ‘Aquí tenemos un mercado emergente para nosotros’”.

Eso tiene grandes implicaciones para la salud pública, particularmente en una región que ya está tan atribulada por tantos retos presentados por las enfermedades infecciosas. “Los efectos del tabaco van mucho allá de las personas que lo usan directamente, ya que el tabaco hace que sea mucho más probable que se vaya a padecer la enfermedad infecciosa”, dijo Schluger. “En cuanto uno ya la tenga, la va a pegar a otras personas que nunca fuman”.

Este artículo fue originalmente publicado en inglés en CityLab.com.

Las diez ciudades más felices de Estados Unidos en 2017

Loading
Cargando galería
Publicidad