null: nullpx
CityLab Medio Ambiente

El Día de Acción de Gracias también deja su huella de carbono (depende de dónde vivas)

¿Cuánto CO2 tomó para cocinar una cena de pavo en su estado?
Logo CityLab small
24 Nov 2016 – 11:11 AM EST

Digamos que te estás preparando para darte un festín de pavo, relleno, judías verdes y pastel en el día de Acción de Gracias. ¿Cuántos gas de efecto invernadero fue liberado para hacer esta suntuosa comilona?

La respuesta depende de dónde vivas, según investigadores de la Universidad Carnegie Mellon que han investigado la huella de carbono de un pavo asado de 16 libras, cazuela de judías verdes, relleno de manzana y salchichas y pastel de calabaza. En estados que dependen de combustibles fósiles para la energía, dicen que esta cena puede producir más de 75 libras de dióxido de carbono; los estados que se apoyan en las energías renovables pueden generar una huella por debajo de 10 libras.

Los investigadores tomaron un enfoque de "desde la granja a la mesa" para así tomar en cuenta todos los pasos de la producción de la comida, desde las prácticas agrícolas a las fuentes de energía predominantes de un estado, desde cocinar con horno a gas versus eléctricos. Vermont ganó el premio al clima con apenas 0.2 libras de CO2, seguido de los finalistas Washington (8.1) y Idaho (9.2). West Virginia, consumidor de carbón, produciría 80.1 libras de CO2 para hacer esta comida, y otros grandes emisores incluyen Kentucky (77.1) y Wyoming (75.5).

Intentando, presumiblemente, arruinar el resto de la alegría de Acción de Gracias, los investigadores también se fijaron en los costos al clima de los vuelos que tomamos para celebrar la fiesta en familia. Aquí está su conclusión, según de la universidad:

"Traer a los parientes de otros lados puede duplicar fácilmente la huella de carbono de la cena", afirmó Orchi Banerjee, estudiante de segundo año de ciencias de la decisión. "Los automóviles estadounidenses emiten cerca de una libra de dióxido de carbono por milla recorrida. Si sus huéspedes conjuntamente conducen más de 180 millas de ida y vuelta, podría ayudar más al medio ambiente si se quedaran en casa y cocinaran su propia comida.

Volar es una historia completamente diferente. Cuando cuatro personas vuelan 600 millas de ida y vuelta, ya tienen una huella de carbono diez veces mayor que la de una comida preparada para el Día de Acción de Gracias antes de sentarse a la mesa.

Antes de que comiences a sentirte terrible por engullir esa gran ave, por lo menos felicítate por no estar, en cambio, cocinando carne vacuna, que dicen puede "fácilmente duplicar la huella de su fiesta".


Los estados con la cena menos ecológica
Comparación estado por estado de la huella de carbono creada al cocinar una cena de Acción de Gracias.
EstadoHuella de carbono de la comida (libras CO2)% de electricidad de fuentes libres de carbonoHuella de carbono más pequeña por cocinar con gas
Alabama 35.936%
Alaska 41.228%
Arizona 37.838%
Arkansas 42.334%
California 22.240%
Carolina del Norte36.840%
Carolina del Sur26.859%
Colorado 5918%
Connecticut 18.751%No
Dakota del Norte63.723%
Dakota del Sur26.876%No
Delaware 42.82%
Florida 40.115%
Georgia 38.132%
Hawaii 59.717%
Idaho 9.275%No
Illinois34.256%
Indiana 71.46%
Iowa 45.943%
Kansas 4743%
Kentucky 77.15%
Louisiana 40.118%
Maine 12.769%No
Maryland 38.449%
Massachusetts 32.725%
Michigan 47.334%
Minnesota 41.144%
Mississippi 33.820%
Missouri 6816%
Montana48.142%
Nebraska 51.438%
Nevada 32.319%
New Hampshire 15.264%No
Nueva Jersey20.747%No
Nueva York19.156%No
Nuevo México64.19%
Ohio 59.116%
Oklahoma 4422%
Oregon 13.268%
Pennsylvania35.742%
Rhode Island 36.83%
Tennessee 3947%
Texas 42.519%
Utah 70.55%
Vermont 0.2100%
Virginia 32.439%
Washington 8.183%No
West Virginia 80.14%
Wisconsin 54.723%
Wyoming75.510%
FUENTE: Carnegie Mellon University | UNIVISION

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Publicidad