null: nullpx
Cambio Climático

Una comunidad de Alaska abandona su isla por el cambio climático

La localidad de Shishmaref votó a favor de mudarse al continente debido a que la isla donde habitan dejará de existir por el aumento del nivel del mar.
19 Ago 2016 – 05:17 AM EDT
Comparte
La subida del nivel del mar ya afectó a 13 viviendas. Crédito: AP / Diana Haecker Archivo

Los 560 habitantes de la comunidad insular de Shishmaref se vieron obligados a tomar una difícil decisión sobre el futuro de su localidad que, a consecuencia del cambio climático, ven amenazada año tras año por la crecida del nivel del mar.

Y así lo hicieron. En referendo, esta localidad ubicada en el noroeste de Alaska y habitada en más de un 90 % por indígenas, votó trasladarse a una ubicación continental.

Los efectos del cambio climático en esta isla, de poco más de 3 millas de largo y unos 0,25 de ancho, ya se notan desde hace tiempo.

De hecho, la subida del nivel del agua debido al deshielo ya ha obligado a reubicar 13 viviendas y las proyecciones prevén que la isla desaparezca en unas décadas.

Ante esta situación, de los menos de 170 habitantes que acudieron a las urnas, 89 votaron a favor del traslado y 79 en contra, según informan este viernes medios locales.

Esta es la segunda vez que la comunidad celebra una consulta sobre su ubicación. En 2002 votaron a favor del traslado pero el elevado costo del cambio de ubicación hizo imposible lleva a cabo la iniciativa.

La alcaldía de Shishmaref y el cuerpo de Ingenieros del Ejército estudian dos posibles localizaciones pero todavía no se ha decidido el destino final del nuevo poblado.

Más traslados

El costo del desplazamiento se ha calculado que está en torno a 200 millones de dólares pero Shishmaref no es el único territorio con este problema.

Según el Gobierno de EE.UU, unas 200 comunidades sufren las consecuencias del cambio climático en forma de erosión o inundación y dentro de Alaska una docena de comunidades han votado trasladarse.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano aprobó hace unos meses una partida de 48 millones de dólares para trasladar a las 25 familias, también indígenas, de la isla de Jean Charles, en el sur de Luisiana, cuyo territorio se ha visto reducido en un 98 % en los últimos 60 años.

Lea también:

Comparte

Más contenido de tu interés