null: nullpx
BMW

Un caso de doble personalidad en el que ambas son la mejor

Probamos la nueva BMW X4 2019, un vehículo tan delicioso en las calles como preciso y competente en las pistas.
2 Jul 2018 – 6:32 PM EDT

BMW tendrá por siempre el crédito de haber inventado las camionetas coupé. El primero de estos modelos la BMW X6, llegó hace ya 10 años y si bien hasta ahora el concepto solo ha sido imitado por sus compatriotas Mercedes-Benz primero con las GLC Coupé y la GLE Coupé y ahora también por Audi con su próxima Audi Q8 2019, el crecimiento de las camionetas en detrimento de los carros de tres volúmenes con seguridad hará que estas SUVs y crossovers coupé invadan los portafolios de productos de muchos más fabricantes más temprano que tarde.

Para quienes aún no son lectores regulares de Univision Autos, las camionetas coupé son vehículos de apariencia inusual, cuya única diferencia con las camionetas regulares es una ventana trasera más inclinada de lo habitual. Esta peculiaridad hace que el techo termine no en el borde superior de la ventana trasera sino en el inferior, lo que les da un aspecto más veloz en detrimento del espacio de carga.

Hoy BMW ofrece dos de estas camionetas a nivel mundial: la X6 y la X4. Todas y cada una de ellas fabricadas junto con sus contrapartes regulares la X5 y la X3 respectivamente, en la fábrica de BMW ubicada en la localidad de Spartanburg en el estado de Carolina del Sur, donde próximamente también se comenzará a fabricar la X7, la primera camioneta fullsize de la marca.

Esta es la BMW X4 2019

Loading
Cargando galería


Hasta allá nos trasladamos para probar la segunda generación de la nueva BMW X4 2019, la más pequeña de sus dos ofertas en materia de camionetas coupé. La BMW X4 es la versión coupé de la súperpopular X3, derivada de la mecánica de los compactos Serie-3 y Serie-4 por lo que nunca dudamos que conseguiríamos un vehículo con una maniobrabilidad ejemplar.

Para lo que no estábamos preparados fue para la dosis de deportividad que BMW le infundió a su nueva camioneta coupé compacta. Probamos el modelo oficialmente conocido como la BMW X4 M40i potenciada por un motor de 6 cilindros en línea turboalimentado de la familia de motores TwinPower de BMW con 3.0 litros de desplazamiento que desarrolla 355 caballos de fuerza y 365 lbs.-pie de torque, administrado por una transmisión automática de 8 velocidades con controles manuales. La BMW X4 M40i acelera de 0 a 60 millas por hora en 4.6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 155 millas por hora. Para sacar el máximo provecho de cada caballo de fuerza BMW proveyó al modelo de un sistema de suspensión adaptable y así como con el sistema xDrive de tracción integral.

El diseño de la BMW X4 es una evolución del de su predecesora en la que todo funcionó bien. Atrás quedaron las torpes líneas de carácter que castigaban los cuartos traseros del vehículo que nacían en la puerta trasera sobre el arco de la rueda y hacía un corto viaje al lateral de la luz de freno. El nuevo diseño cuenta con una única elegante línea de carácter que nace sobre el arco de las ruedas delanteras y viaja a través de las manillas de las puertas para terminar con la luz de freno, sin intentar desviar la atención y dándole al vehículo una dosis importante de elegancia que el modelo anterior nunca tuvo. Sin duda el hecho de que el nuevo diseño es 3 pulgadas más largo que el que sustituye, dos de las cuales fueron aplicadas a la base de ejes para mejora del especio de piernas en la fila trasera, definitivamente ayuda en la mejora visual. El frente y parte trasera son puro BMW, nadie nunca lo confundirá con ninguna otra cosa. Hay que mencionar que la nueva X4 logró una reducción del 10% en su coeficiente aerodinámico para un coeficiente de 0.30, muy bueno para cualquier camioneta así como una herramienta importante para el ahorro de combustible.

La cabina de la nueva X4 esta dibujada por un riguroso y armónico conjunto de líneas encontradas, terminado en materiales de primera línea, suplementado por una sobredosis de elegancia y modernismo. Cada una de las tradiciones de BMW, incluyendo la disposición de los controles inclinados hacia el conductor, instrumentación completa y una gran posición para el manejo, están presentes. El conductor controla sistema de info-entretenimiento, incluyendo la navegación GPS, a través de una pantalla de 10.25 pulgadas que responde a los comandos de una perilla ubicada en la consola central, así como a gestos manuales en el aire como los de un conductor de orquesta sin varilla.


El sabor deportivo de la nueva BMW X4 en innegable y muy satisfactorio. En un recorrido de ceca de 150 millas en las carreteras rurales y autopistas del área entre Greenville y Spartanburg en Carolina del Sur conseguimos que la X4 es un vehículo muy fácil de manejar y hasta amigable, pero también uno que está listo para responder a cualquier exigencia o presión con agilidad y seguridad. Pero es en el modo de manejo ‘Sport’ cuando la X4 suelta todo su potencial, y donde se agradece la respuesta inmediata de un sistema de dirección muy bien balanceado donde lo único que extrañamos fue la comunicación con la vía, lo que se traduce en una experiencia táctilmente más mullida de lo que nos gusta pero que sin duda satisfará al 99.99% de sus usuarios. Cuatro ruedas de 20 pulgadas proveen el agarre necesario, mientras que la suspensión adaptable mantiene el vehículo balanceado y a sus pasajeros en sus puestos. Para hacer las cosas mejores aún, el centro de gravedad de la nueva X4 es más bajo que el del modelo que reemplaza lo cual redunda en mejor maniobrabilidad y sobre todo estabilidad en la vía.

El modelo que probamos contaba con todos los sistemas de seguridad activa disponibles para la línea X4, ningunos de los cuales tuvimos la desgracia de tener que probar, entre los que podemos contar: alerta de colisión frontal, sistema de frenado automático de emergencia, alerta de peatones, control dinámico de estabilidad, control de tracción dinámico, control de frenado en curvas y control dinámico de frenado.

BMW nos dio la oportunidad de dar algunas vueltas en la pista del BMW Performance Center adyacente a la planta donde se fabrica el X4, la cual también tuvimos la oportunidad de visitar. Aun teniendo en mente que el MW X4 M40i no es un vehículo diseñado para las pistas, no pudimos dejar de admirar su agilidad y facilidad de manejo a alta velocidad, así como el poder de sus frenos y lo delicioso que puede ser el TwinPower cuando se le da rienda suelta. BMW también ofrece una versión básica del BMW X4, que responde al nombre de X4 xDrive30i equipado con un 4 cilindros turboalimentado que produce 248 caballos de fuerza y 258 lbs.-pie de torque.

La nueva BMW X4 es un vehículo definitivamente superior a su predecesor visual, funcional, y dinámicamente. Uno que podrá ser un compañero de ruta divertido y competente para aquellas personas a las que no le importe sacrificar espacio de carga, y puedan vivir con un aspecto aún algo rechoncho a pesar de las notorias mejoras estéticas. Para los demás BMW estará muy complacidas en venderles el X3, un modelo mucho más convencional.

La BMW X4 2019 ya está a la venta en los concesionarios de la marca en Estados Unidos. Sus precios arrancan en 50,450 dólares para la X4 xDrive30i, y en 60,450 dólares para la X4 xDrive30i.

BMW proveyó gastos de viaje y alojamiento por la duración de la prueba de la X4 2019.

RELACIONADOS:BMWCamionetasSUVCrossoversCoupes

Más contenido de tu interés