null: nullpx

Jerry Seinfeld demandado por vender Porsche clásico falsificado

Jerry Seinfeld, el famoso protagonista de la serie televisiva que lleva su apellido y coleccionista de carros clásicos, no se niega a cumplir con la exigencia del comprador de restituir el precio de compra, pero pide que un experto independiente determine el origen del vehículo.
4 Feb 2019 – 6:00 PM EST

El famoso comediante y coleccionista de carros clásicos Jerry Seinfeld fue demandado por haber vendido un Porsche clásico falsificado por 1.5 millones de dólares. El demandante es la compañía Fico Fria Limited, constituida en el paraíso fiscal inglés de Channel Islands en el Canal de la Mancha la cual, según el documento de la demanda, es representada por Carlos Monteverde, un experto corredor de autos que es también uno de los coleccionistas de autos clásicos más respetados del mundo, y definitivamente una de las personas a las que no hay que venderle un Porsche clásico falsificado.

La venta tuvo lugar en marzo de 2016, en la reputada subasta de Gooding & Company celebrada como parte de los eventos que periféricos que rodearon al Concourse d’Elegance de Amelia Island de ese año. La subasta de tuvo como una de sus atracciones principales un grupo de vehículos clásicos Porsche ‘de la colección de Jerry Seinfeld’, entre los que se contaba un hermoso Porsche 356 A GS/GT Carrera Speedster de 1958 pintado en el muy peculiar verde auratium, un color de singular preponderancia en la historia del fabricante alemán que hoy en día forma parte aún de la paleta de colores de Porsche, y que fue utilizado como color heroe para mostrar al mundo la versión 2019 del . La descripción del vehículo provista por Seinfeld para el catálogo de Gooding & Company explica que el vehículo “tiene la distinción de ser el único Carrera Speedster, del que se tenga conocimiento, en haber sido pintado originalmente en verde auratium”.


El catálogo también indicaba que el Carrera Speedster está equipado con el motor súper-raro Type 692/0 de 4 cámaras y 110 caballos de fuerza, era una de solo 56 unidades construidas con paneles de carrocería súper livianos de aluminio, y había sido restaurado por uno de las casas de restauración de vehículos clásicos más reputada del mundo; European Collectibles en Costa Mesa, California. En fin, todo un unicornio en 4 ruedas. El mismo Seinfeld estuvo presente en la subasta ayudando a vender los vehículos.

Después de ser adquirido por Fico Fria, el Porsche fue trasladado a Inglaterra donde fue inspeccionado por Lee Maxted-Page, uno de los principales expertos y vendedores de Porsche clásicos en todo el mundo para hacer arreglos para su futura venta. Maxted-Page no se atrevió a ofrecer el vehículo como auténtico. Fico Fria alega en la demanda que ‘investigaciones subsecuentes revelaron que el vehículo no es auténtico”, sin dar ningún otro detalle. La demanda también indica que Fico Fria contactó a Gooding & Company quien a su vez contactó a Seinfeld con una oferta del comprador de deshacer la venta y retornar el vehículo a Seinfeld a expensas del comediante. La demanda dice que Seinfield contactó a Monteverde aceptando la oferta de Fico Fria y pidiendo disculpas, diciendo específicamente que, “aseguro que usted será completamente indemnizado, no tendrá que quedarse con el carro, será reembolsado por la totalidad de su dinero. La aceptación de Seinfeld fue dejada grabada en un mensaje de voz. Finalmente, la compañía demandante indica que Seinfeld nunca restituyó el precio de compra por lo que se vio obligada que entablar la demanda para recuperar el precio de compra. La demanda también solicita daños punitivos contra Seinfeld.


El Porsche 911 número un millón en fotos

Loading
Cargando galería

Los abogados de Seinfeld alegan que el comediante pidió pruebas de la inautenticidad del Carrera Speedster, y que el demandante nunca proveyó tal prueba por lo que no ha devuelto el precio de compra ni ha hecho arreglos para la devolución del vehículo, calificando la demanda de frívola. La demanda si indica que Seinfeld dijo en el mensaje que "le encantaría saber como pudieron deducir [la inautenticidad del vehículo] ya que mi gente no vio que faltase nada cuando yo lo compré” sin reconocer que está fuese una condición para deshacer la venta.


Los abogados de Seinfeld reiteran que su cliente "está dispuesto a hacer lo correcto yo justo, y que confían que la corte reafirmará la necesidad de que un evaluador externo evalúe el origen del vehículo", una exigencia totalmente razonable cuando hay tanto dinero en juego. Probablemente esta no se la última vez que tendremos noticias de este caso.


Lea también:

Más contenido de tu interés