Astronomía

Su misión era de 5 años y ya van 41: el Voyager 2 sale del Sistema Solar

Científicos anunciaron este lunes desde la NASA que la sonda espacial acaba de cruzar la frontera entre nuestro Sistema Solar y el espacio interestelar, conocida como heliopausa.
10 Dic 2018 – 4:00 PM EST

La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) anunció este lunes que la sonda espacial Voyager 2, lanzada al espacio en 1977, entró oficialmente en lo que se considera la frontera de nuestro Sistema Solar, lo que significa que es la segunda vez que una nave hecha por el hombre abandona nuestro vecindario estelar para ingresar en territorio desconocido.

La primera en hacerlo fue su hermano gemelo, el Voyager 1 en el año 2012.

La sonda está en lo que se conoce como la "heliopausa", el área que divide el Sistema Solar del espacio interestelar. "Aunque el Voyager 1 cruzó la heliopausa en 2012, lo hizo en un lugar distinto en un momento distinto", indicó John Richardson, el principal investigador del Experimento Científico Plasma y del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge.

Por esa razón señaló que el hecho de que el Voyager 2 esté saliendo por otro lugar significa que están viendo cosas que nunca habían visto hasta ahora.

"El Voyager 2 ahora está a un poco más de 11,000 millones de millas (18,000 millones de kilómetros) de la Tierra. Los operadores de la misión aún pueden comunicarse con la sonda cuando ingresa a esta nueva fase de su viaje, pero la información, que se mueve a la velocidad de la luz, toma aproximadamente 16.5 horas para viajar desde la nave a la Tierra. En comparación, la luz que viaja desde el Sol tarda unos ocho minutos en llegar a la Tierra", explicó este lunes en su sitio web la NASA para dar una idea de la distancia que separa a la sona de nosotros.

Heliosfera

Juntos, los dos Voyagers brindan una visión detallada de cómo nuestra heliosfera interactúa con el constante viento interestelar que fluye desde el más allá. Sus observaciones complementan los datos del Explorador de Límites Interestelares de la NASA (IBEX), una misión que está detectando remotamente ese límite.

La NASA también está preparando una misión adicional, la próxima sonda de aceleración y mapeo interestelar (IMAP), que se lanzará en 2024, para capitalizar las observaciones de los Voyagers.

Voyager 2 se lanzó en 1977, 16 días antes de Voyager 1, y ambos han viajado mucho más allá de sus destinos originales. Las naves espaciales fueron construidas para durar cinco años y realizar estudios de primer plano de Júpiter y Saturno.

Sin embargo, a medida que la misión de la sonda 2 continuaba, resultaron posibles los sobrevuelos adicionales de los dos planetas gigantes más externos, Urano y Neptuno. A medida que la nave volaba a través del Sistema Solar, se utilizaba la reprogramación por control remoto para dotar a los Voyager con mayores capacidades que las que tenían cuando abandonaron la Tierra.

Por ello, la misión del Voyager 2 de la exploración de apenas dos planetas se convirtió en la de cuatro. Sus cinco años de vida útil se han extendido a 41 años, lo que hace de Voyager 2 la misión más larga de la NASA.

NASA comparte las primeras imágenes espectaculares de su nuevo satélite meteorológico

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AstronomíaNASA
Publicidad