publicidad

Tasa de asma se frena en algunas poblaciones infantiles de EEUU

Tasa de asma se frena en algunas poblaciones infantiles de EEUU

Estudio sugiere que pese a disminuir en varias poblaciones, todavía prevalece en niños pobres o mayores de 10 años

salud asma niños

Un estudio sugiere que el asma infantil habría dejado de crecer en varias poblaciones de Estados Unidos, pero no en los niños más pobres o mayores de 10 años.

La prevalencia de la enfermedad en la población menor de 18 años aumentó durante décadas, con un pico del 9,7% en 2009. Luego, se estabilizó hasta 2013, cuando cayó del 9,3% al 8,3% en 2014, según publican los autores en Pediatrics.
"La información internacional sobre la prevalencia del asma en el tiempo demuestra que las tendencias estarían nivelándose en varios países y sugiere que en Estados Unidos seguirían un patrón general", dijo la autora principal, doctora Lara Akinbami, del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud de los CDC de Estados Unidos, Hyattsville, Maryland.

publicidad

Aunque la disminución reciente de casos es estadísticamente significativa, Akinbami consideró que es demasiado pronto para decir si la diferencia entre 2012 y 2013 sería el inicio de otra meseta en la tendencia o de una caída significativa del número de casos.

Además del escaso número de años para evaluar un cambio en la tendencia de la enfermedad hacia el final del estudio, es posible que el cambio en la forma en la que los investigadores de Estados Unidos reunieron los datos de asma infantil haya influido en los resultados.

"Tampoco identifica los factores que explican los cambios en las tendencias. Habría una historia compleja detrás de por qué dejó de aumentar la prevalencia del asma", dijo Akinbami. Esa complejidad surge, en parte, de las variaciones en las tasas de asma por edad, ingreso, región o etnia.

La prevalencia del asma no cambió, por ejemplo, entre 2001 y 2013 en los niños caucásicos, puertorriqueños o que viven en la región noreste u oeste.

En el mismo período, la prevalencia aumentó en los niños de 10 a 17 años, pobres y del sur del país.

La brecha entre los niños blancos y negros dejó de crecer, mientras que los niños puertorriqueños conservaron la prevalencia más alta de asma.

Es posible que los factores de riesgo ambiental (humo de tabaco, carencias habitacionales, mala calidad del aire en los hogares) y la exposición a los ácaros del polvo y las cucarachas en las viviendas aumenten las posibilidades de padecer asma en los niños de familias de bajos ingresos, según opinó Avni Joshi, de la Clínica Mayo, Rochester, Minnesota.

" Hay un círculo vicioso de la pobreza y la obesidad que influye en el riesgo de que el asma aparezca y se mantenga", indicó Joshi, que no participó del estudio. "Además, los niños de hogares pobres padecen más estrés psicosocial, que es otro factor de riesgo del asma", agregó.

Para el doctor Todd Mahr, del Sistema de Salud de Gundersen, La Crosse, Wisconsin, lo más importante del estudio es que una meseta o una disminución en los casos de asma sugieren que los nuevos medicamentos y el manejo más agresivo de la enfermedad estarían dando sus resultados.

"Se está avanzando en disminuir la epidemia de asma", comentó Mahr, que no participó del estudio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad