null: nullpx
Asesinatos

Los secuestradores que mataron a sobrina del presidente de la federación española de fútbol eran criminales sin experiencia

México sigue las investigaciones para dar con los responsables del secuestro y posterior asesinato de María Villar, un caso que se ha tenido eco nacional e internacional. Según expertos, este crimen da muestra de que la Ciudad de México no está libre de violencia.
23 Sep 2016 – 5:25 PM EDT

María Villar, la sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, fue secuestrada por criminales sin experiencia, que primero la llevaron a varios cajeros automáticos para hacer retiros de efectivo, pero más tarde, al darse cuenta de que podrían obtener más dinero, decidieron llevarla con ellos y pedir un rescate a la familia.

Lo anterior se desprende de las primeras investigaciones del caso, según ha declarado Patricia Bugarín, coordinadora Nacional Antisecuestro en México. En entrevistas ante medios de comunicación, Bugarín señaló que están en curso las indagaciones para esclarecer el secuestro y posterior asesinato de la ciudadana española, que fue vista por última vez el 13 de septiembre en Santa Fe, Ciudad de México, y cuyo cadáver apareció dos días después en Santiago Tianguistenco, alcaldía perteneciente al céntrico Estado de México.

Bugarín precisó que los datos de los que disponen al momento indican que los criminales no pertenecen a una "banda profesional" dedicada al secuestro y eso precisamente pudo derivar en que en algún punto tomaran la decisión de asesinarla. Más bien, Villar cayó en manos de un grupo delictivo que se dedicaba al secuestro exprés, un delito que consiste en que los criminales plagian por horas a una persona, tiempo en el que le vacían las tarjetas de crédito, para posteriormente abandonarla en algún punto recóndito. Sin embargo, en este caso las circunstancias cambiaron, probablemente cuando los delincuentes supusieron que podrían obtener más dinero.

Durante las horas que nada se supo de ella los captores buscaron a la familia para pedirles cierta cantidad. Medios de comunicación mexicanos y extranjeros manejan distintas cifras, aunque no se tiene precisión al respecto. Lo que sí se sabe es que un rescate se pagó. Fue entregado en un punto de Iztapalapa, en la capital mexicana, no obstante María Villar fue asesinada apenas horas después, precisó el fiscal del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, basándose en datos arrojados por la necropsia.


Gustavo Salas Chávez, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), aseguró que una vez que los secuestradores entraron en contacto con los familiares "no hubo ninguna falla en la negociación, se cumplieron los protocolos correspondientes. Incluso, se llegó a una negociación que sustentablemente bajó la petición originaria para la entrega de una determinada cantidad, misma que se pagó".

Villar trabajaba desde hacía un año y tres meses en la firma IBM en Santa Fe, precisamente donde se encuentran los corporativos de grandes empresas trasnacionales. A la salida de sus labores, la noche del 13 de septiembre, testigos afirman que tomó un taxi para ir a su casa en el acomodado barrio Polanco. El trayecto que debía cubrirse en menos de una hora nunca se completó; dos días más tarde fue encontrado su cuerpo maniatado y con la cabeza cubierta con una bolsa plástica, en un punto que cuenta con cámaras de vigilancia, cuyos videos ya han sido puestos a disposición de las fiscalías tanto del Estado de México como de la Procuraduría General de la República.

Este caso "denota que, si bien la Ciudad de México sigue siendo un sitio de menor violencia comparado con otros puntos del país, también padece un alto grado de criminalidad y de violencia, en este caso con repercusiones a nivel nacional e internacional", consideró en entrevista con Univision Noticias René Alejandro Jiménez Ornelas, experto en sociodemografía de la violencia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Que el crimen se haya tomado los titulares de la prensa nacional e internacional "va en detrimento de que la gente piense en viajar a México, dada la situación de violencia que allí se refleja", agregó el experto.

Este viernes, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno de España, ofreció la colaboración de su país en la investigación del caso, tras expresar "máximo respeto por la actuación de los jueces y los responsables de las pesquisas en México".

Al término de un evento en el Palacio de La Moncloa, Sáenz indicó que tanto la embajada como el consulado de España en la capital mexicana han ofrecido asistencia consular a los familiares de María Villar.

José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores de España, indicó este viernes que siguen los esfuerzos diplomáticos para repatriar el cuerpo.

Entre enero y agosto de este año el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública contabilizó en la Ciudad de México 1,061 homicidios, y 1,947 en el Estado de México.

Lea también:


Publicidad