null: nullpx
Asesinatos

Corea del Norte pide que liberen a las "mujeres inocentes" sospechosas de la muerte de Kim Jong-nam

La policía de Malasia, que continúa con la investigación de la muerte del hermano mayor del líder norcoreano Kim Jong-un, ha solicitado entrevistar a dos norcoreanos, incluido un diplomático, y ha emitido una orden internacional de busca de otros cuatro ciudadanos de Corea del Norte, que creen podrían estar ya en Pyongyan.
22 Feb 2017 – 5:28 AM EST

La embajada de Corea del Norte en Malasia rechazó este miércoles la versión policial en ese país que apunta a que Kim Jong-nam fue envenenado la semana pasada en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres que supuestamente recibieron entrenamiento y pidió que las liberen.

La embajada norcoreana en Malasia ridiculizó la versión policial, según The Associated Press, en un comunicado en el que cuestionó que se hubiera detectado presencia de un producto tóximo en las manos de las acusadas y pidió la libertad de las dos "mujeres inocentes".

"¿Cómo es posible que esas sospechosas puedan seguir vivas?", indicó la embajada en un comunicado, arrojando más sombras sobre este enrevesado caso por el que hay cuatro detenidos, las dos mujeres –una indonesia y otra vietnamita- y dos hombres, un malasio y un norcoreano.


Kim Jong-nam, que viajaba con un pasaporte diplomático bajo el nombre de Kim Chol, se disponía a abandonar Malasia el 13 de febrero cuando fue abordado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por las dos mujeres, que fueron grabadas por las cámaras de seguridad y se encuentran bajo custodia policial.

El caso ha tensado las relaciones entre ambos países ante la oposición de Core del Norte de que Malasia realizara una autopsia, cuyo resultado ha adelantado que no reconocerá. Además el régimen norcoreano rechaza enviar una muestra de ADN para cotejar que se trata del hermano de su líder, como demostraron las huellas dactilares, un requisito de las autoridades malasias para entregar el cadáver.

La policía malasia ha solicidado la comparecendia de dos ciudadanos norcoreanos como sospechosos, incluido el segundo secretario de la embajada norcoreana en Kuala Lumpur y un empleado de la aerolínea estatal norcoreana, Air Koryo, según informan agencias internacionales.


"Esperamos que la embajada norcoreana coopere con nosotros, nos permita entrevistarlos y entrevistarlos con rapidez", dijo el inspector general de policía, Khalid Abu Bakar, en rueda de prensa. "Si no, tendremos que obligarlos a venir a nosotros", advirtió en declaraciones recogidas por The Associated Press.

La policía aseguró además que las dos mujeres sabían que lo que usaban era veneno, en referencia informes anteriores se plantearon la posibilidad de que hubiesen actuado engañadas como si fueran a rociar un líquido inocuo a un desconocido para un programa de cámara oculta.

Las autoridades aseguran que ambas estuvieron en dos centros comerciales de Kuala Lumpur practicando cómo rociar el rostro de la víctima, en una acción que fue captada por cámaras de seguridad, informa la agencia Efe.

La agencia reporta que las autoridades también han cursado una orden de busca y captura contra otros cuatro norcoreanos que salieron del país poco después del suceso y que creen que ya estarían en Pyongyang.

Kim Jong-un, un año frente a Corea del Norte

Loading
Cargando galería
Publicidad