null: nullpx
Asesinatos

Al llegar a su casa después de dar un concierto, un cantante mexicano fue asesinado junto a su familia en Oaxaca

Un comando armado ingresó al domicilio de Víctor Sánchez en Juchitán. Meses antes, el intérprete había sido víctima de amenazas.
22 Jul 2016 – 10:44 AM EDT


Víctor Sánchez, vocalista del grupo de música tropical Sensación Caribú, fue decapitado frente a su esposa e hijo, quienes posteriormente fueron asesinados en su casa en Juchitán, Oaxaca, al sur de México.

En las primeras horas del jueves, “un grupo de hombres armados ingresaron a un domicilio y asesinaron a tres personas”, entre ellas un niño de 11 años, hijo de la pareja, indicó en un reporte la policía de Juchitán.

“Nosotros veníamos de una actuación el miércoles por la noche. Trabajamos, convivimos un ratito y de ahí pues cada quien a su casa. Después nosotros nos enteramos de lo que había pasado y todavía no lo acabamos de entender", dijo con la voz entrecortada un miembro de la agrupación musical a Univision Noticias.

El músico, que pidió no ser identificado por su nombre, añadió que Víctor "era un joven trabajador, un papá bueno, no andaba metido en nada. No entendemos por qué fue asesinado así ni a su familia. Ni al peor delincuente le hacen eso y no entiendo por qué a él se lo hicieron".

Guillermo Ramón Ramírez, de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, envió a Univision Noticias una tarjeta informativa de esa dependencia, en la que se da cuenta que las autoridades llegaron al domicilio gracias a una llamada anónima a los servicios de emergencia. Afuera de la casa encontraron en llamas un automóvil Nissan Platina de color gris.

“En el lugar se observaron casquillos percutidos de calibre 0.223 y 9MM”, señala la tarjeta, que precisa además que un menor de edad sobrevivió al ataque.

La fiscalía de Oaxaca señaló que el domicilio del intérprete, de 40 años, fue baleado meses atrás, y afuera se dejó “ una cartulina con amenazas de muerte que anticipaba una disputa entre bandas delincuenciales rivales”.

Sin embargo, el compañero del cantante asegura que "hace meses balearon la misma colonia, pero no su casa, eso no es verdad. Él no recibió ni un mensaje ni una amenaza ni nada, no tenía problemas con nadie, porque estoy seguro que nos lo habría dicho".

Juchitán, una de las localidades más representativas de la sureña Oaxaca, ha vivido en 2016 una creciente ola de violencia con más de 58 asesinatos a balazos.

Esta semana, siete miembros de una misma familia fueron asesinados en el balneario turístico de Puerto Escondido, también en esa entidad.

Publicidad