null: nullpx
Mauricio Macri

Se desploma la bolsa y el peso argentino tras la aplastante derrota de Macri en las elecciones primarias

Las elecciones primarias realizadas este domingo en Argentina funcionan como un termómetro de las elecciones generales y presidenciales que se harán en octubre. Este lunes los mercados en el país se hundieron y la moneda sufrió una gran devaluación.
12 Ago 2019 – 1:05 PM EDT

El opositor Alberto Fernández, en cuya fórmula presidencial la candidata a vicepresidenta es Cristina Fernández de Kirchner, logró una aplastante diferencia sobre el presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias de este domingo en Argentina.

Este lunes, el peso argentino se desplomó frente al dólar y la bolsa retrocedió 30% tras el revés para el oficialismo. La moneda abrió a 53 pesos y rápidamente llegó a 60 por dólar estadounidense, luego de que el viernes cerrara a poco más de 46 pesos.

La incertidumbre en los mercados llega luego de que Alberto Fernández se perfilara como favorito para las presidenciales del 27 de octubre. Las encuestas marcaban que Macri estaba cabeza a cabeza con su contrincante, pero los votos en favor de la fórmula Fernández-Fernández superaron en un 15% a los de la lista oficialista.

Pero en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) la dupla del peronismo logró el 47% de los votos mientras Macri obtuvo apenas 32%, una diferencia casi irremontable para el oficialismo que de reproducirse en las elecciones generales significaría su salida del poder.

El resultado impactó en los mercados de cambio porque tienen a Macri como su candidato favorito y temen que Fernández pueda virar hacia una mayor intervención estatal.

La Bolsa de Buenos Aires, que el viernes había subido 8%, en sus primeras horas de negocios este lunes perdió 30% con caídas de hasta el 46% para algunos títulos.

Macri se reunió a primera hora con el titular del Banco Central, Guido Sandleris, y llamó a reunión de gabinete para la tarde.

El Banco Central ofreció una licitación por 50 millones de dólares para poner paños fríos al mercado.

Fernández-Fernández

La aplastante victoria de Fernández, quien fuera jefe de gabinete del expresidente Néstor Kirchner, y de Fernández de Kirchner, quien gobernó entre 2007 y 2015, en las PASO sirven como una encuesta a escala real.


"Esto es algo que nadie esperaba", dijo Macri en una conferencia de prensa tras conocerse los resultados.

Si se repite este resultado en octubre, Fernández puede ganar en primera vuelta, para lo cual es necesario obtener el 45% de los votos o más de 40% con una distancia de 10 puntos frente al segundo más votado.

La recesión, la inflación de 22% en el primer semestre, una de las más altas del mundo, y la pobreza que alcanza a 32% pesaron más que el rechazo a las acusaciones de presunta corrupción contra la expresidenta, ahora convertida en segunda de la fórmula de su partido.

Mientras que el actual presidente propone avanzar con la apertura de la economía y ajustar al Estado, Fernández es proclive a una mayor intervención estatal para impulsar el mercado doméstico y hacer crecer la actividad, actualmente paralizada.

Debido a la crisis económica, el gobierno de Macri pactó un programa de ajuste con el Fondo Monetario Internacional por 56,000 millones de dólares con vencimientos desde 2021.

Tensión hasta diciembre

Miembros del frente opositor pidieron responsabilidad al gobierno.

"Estamos empezando una nueva etapa, esperamos que el gobierno actúe con responsabilidad de acá a diciembre" cuando deba asumir el nuevo gobierno, dijo Axel Kicillof, candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos que encabezan Fernández y Kirchner.


Kicillof, exministro de Economía de Kirchner, arrasó en el distrito más poblado del país, donde consiguió el 49% de los votos frente al 32% de María Eugenia Vidal, actual gobernadora y principal figura política del macrismo tras el propio Macri.

El analista Rosendo Fraga sostuvo que las primarias fueron "un cachetazo de realidad al marketing político" de Macri que "quedó con bajísimas expectativas para octubre".

"Es necesario un acuerdo de gobernabilidad. La gobernabilidad hoy en realidad es más importante que la campaña electoral. Cualquier alternativa de recuperar la confianza sólo en el marco del oficialismo, no alcanzará", dijo, citado por la agencia AFP.

Además del presidente, en las elecciones de octubre los argentinos elegirán diputados, senadores, gobernadores y dirigentes locales.

Nuevo comienzo

"Conmigo la grieta (como se llama a la enorme división política de los argentinos) se terminó para siempre y la venganza también", aseguró Fernández cuando supo los resultados.

Fernández fue jefe de gabinete del ya fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y luego de Cristina durante 2008, su primer año de gobierno. Con ella rompió y se convirtió en feroz crítico, hasta la reconciliación diez años después.

Fernández es un político moderado que ha logrado unir a gran parte del peronismo dentro de la coalición Frente de Todos.

"Estoy seguro que hoy la Argentina dio un veredicto claro (...) Hoy los argentinos empezamos a construir otra historia", señaló Fernández ante sus seguidores cerca de la medianoche del domingo.

El movimiento por el aborto legal retoma fuerza: los pañuelos verdes salen de nuevo a las calles de Argentina

Loading
Cargando galería


Publicidad