América Latina

Lo que dejó atrás una familia que huyó de El Salvador por la violencia

Visitamos la casa abandonada de una familia de seis personas que huyó del municipio salvadoreño de San Juan Nonualco por miedo las pandillas. El padre, la madre y cuatro hijos —que por razones de seguridad no pueden ser identificados— escaparon de El Salvador tras la desaparición del mayor de los hijos, de 17 años. La familia sospecha que fue asesinado y que su cuerpo yace dentro de un pozo cercano a la vivienda que dejaron. Los seis miembros de esta familia recibieron el estatus de refugiados en México en octubre de 2017. En el caserío quedaron todas sus cosas, y quedó la abuela, acompañada de unos pocos familiares.

Comparte