null: nullpx
Adultos Mayores

Cada vez más veteranos están desnutridos y en riesgo de discapacidad

Mientras más envejecen, más problemas enfrentan. Hace falta educación y sobre todo prestarles la atención que necesitan para que tengan una mejor calidad de vida.
1 May 2018 – 07:47 PM EDT
Comparte
Los veteranos tienen un mayor riesgo de sufrir trastorno de estrés postraumático y ciertos cánceres. Crédito: iStock

Dos tercios de todos los veteranos de Estados Unidos tienen 55 años o más. El Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) proyecta que por lo menos hasta 2040, al menos el 40% de todos los retirados de las Fuerzas Armadas tendrá más de 65 años.

Como nación, deberíamos preguntarnos si nuestras políticas federales están haciendo todo lo posible para garantizar que los veteranos, a medida que envejecen, vivan vidas más saludables.

Por ejemplo, se trata de un grupo que puede enfrentar un mayor riesgo de trastorno de estrés postraumático, ciertos cánceres, VIH/sida, abuso de sustancias, trastornos gastrointestinales y síndrome de fatiga crónica. Debemos atacar los males que amenazan su salud, especialmente la de los mayores. Uno de ellos es la malnutrición, que puede ser el resultado de cualquiera de las afecciones antes mencionadas.

No comen bien

Hasta la mitad de los adultos mayores corre el riesgo de desnutrición, de acuerdo con el Blueprint Nacional: Alcanzando Cuidados Nutricionales de Calidad para Adultos Mayores. Y hasta el 60% de los pacientes mayores en el hospital están desnutridos. Además, cada 60 segundos, 10 pacientes hospitalizados con malnutrición no son diagnosticados, lo que hace que la detección y la prevención sean vitales para la salud general de los adultos mayores.

Es fundamental identificar e intervenir en estos casos porque, si no se tratan, generan costos de atención médica más altos, resultados de salud más pobres y mayor riesgo de discapacidad.

Un estudio de veteranos hospitalizados con y sin desnutrición encontró que el grupo que no se alimentaba bien tenía una mayor probabilidad de estancias más largas en el hospital, reingresos dentro de los 30 días, altas a un hogar para adultos mayores y mortalidad dentro de los siguientes 90 días.

Cómo podemos mejorar

El VA ya identifica la nutrición como un componente importante del bienestar de los adultos mayores. Las oportunidades para mejoras adicionales incluyen:

1. Educación sobre la necesidad de prevenir la pérdida de peso involuntaria. Se ha demostrado que es un signo importante de desnutrición potencial, aumenta el riesgo de caídas múltiples en la población de veteranos.

2. Cuidado consistente. Recientemente se han presentado cuatro medidas multidisciplinarias de calidad en la atención de la desnutrición y un conjunto de herramientas que respaldan su uso, y se recomienda su adopción en los programas federales de información de calidad. Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) incluyeron las cuatro medidas de calidad en la atención de la desnutrición en su regla propuesta para pacientes internados en hospitales, en 2018, pero no finalizaron ninguna de esas medidas en la norma final de 2018.

Esto representa una oportunidad para los hospitales VA. Las cuatro medidas de calidad en la atención de la desnutrición se alinean con la política establecida en el Manual de Administración de Salud de Veteranos para la “evaluación nutricional de pacientes veteranos y pacientes ambulatorios que reciben atención médica en centros médicos VA” y las recomendaciones de la política para la evaluación nutricional. Además, ya se ha demostrado en un hospital VA que la implementación de un diagnóstico de malnutrición se puede lograr a través de un enfoque de equipo.

3. Remisión a programas y servicios basados en la comunidad como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) y Meals on Wheels. La inseguridad alimentaria puede ser un problema real para los veteranos. Reconociendo esto, elogio la reciente presentación del VA de un programa pionero en su tipo que “evaluará a todos los veteranos que visitan las instalaciones de salud por hambre, preguntándoles si han tenido problemas para comprar alimentos en los últimos tres meses”.

Programas como Meals on Wheels también pueden brindar apoyo; cada año alimenta a más de 2.4 millones de estadounidenses mayores de 60 años, incluidos más de medio millón de veteranos.

Se necesita apoyo vital

Ya he escrito antes que la desnutrición es la nueva crisis de los adultos mayores. Para nuestros veteranos mayores, este es un desafío que no deberían enfrentar; al examinar nuestras políticas debemos brindarles consideración especial. Necesitan nuestro apoyo y debemos abordar sus problemas de salud emergentes.

En resumen, una atención adecuada a la mala alimentación —incluida la detección sistemática de la desnutrición y la intervención— puede ayudar a reducir el riesgo de discapacidad de los veteranos y ayudarlos a mantener su libertad de vivir de forma independiente.

Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad