null: nullpx
Accidentes de transporte

"Fui yo quien dejó salir ese tren", admite un jefe de estación al explicar el accidente en Italia

Vito Piccarreta, jefe de la estación de Andria e investigado por el choque en el que murieron 23 personas este martes, declara su culpa pero dice que también es "una víctima".
14 Jul 2016 – 6:42 AM EDT

El jefe de una de las dos estaciones entre las cuales se produjo el accidente ferroviario que el martes dejó 23 muertos en el sur de Italia reconoció que había permitido salir al tren que provocó la colisión, informó el jueves la prensa italiana.

"Fui yo quien dejó salir ese tren, fui yo quien dio luz verde (...) había confusión, los trenes iban con retraso", declaró Vito Piccarreta, jefe de la estación de Andria, citado por el diario La Stampa.

"Pero no solo fue mi culpa. Todo el mundo me pone la cruz, pero yo también soy una víctima", lamentó, según el Corriere della Sera.

En otras declaraciones que recoge el diario La Repubblica, Piccarreta afirma: "es verdad que ese tren no tenía que partir. Y la señal la levanté yo, no sabía que desde Corato estuviese saliendo otro tren, por eso di vía libre".

La esposa del jefe de estación, Lia Piccarreta, asegura en el diario que ambos se sienten "víctimas" del suceso pero añade: "solo un error no puede haber causado todo esto".

El martes, dos trenes que se encontraban en la misma vía férrea entre las localidades de Corato y Andria, en la región de Apulia (sur) colisionaron frontalmente.

Ese tramo es de vía única, por lo que los jefes de ambas estaciones deben ponerse de acuerdo por teléfono para dejar pasar un tren en una u otra dirección.

Según una reconstrucción de La Stampa, tres trenes -uno más de lo habitual- debían cruzar por ese tramo. Una vez pasó el segundo tren, el jefe de estación de Andria cometió el error de dejar pasar al tercer tren, el que originó la colisión.

Pero el jefe de estación de Corato, Alessio Porcelli, también está en el punto de mira de la justicia, ya que debería haberse dado cuenta de que un tren se aproximaba en dirección opuesta a la del que acababa de salir de su estación.

La compañía privada Ferrotramviaria, que gestiona el tramo de vía única donde ocurrió el accidente, anunció que ha suspendido de su cargo a Piccarreta mientras por otro lado se ha abierto una investigación para depurar responsabilidades por el suceso.

La Fiscalía de Trani investiga las circunstancias del accidente, que ocurrió poco antes del mediodía del martes, cuando dos trenes chocaron frontalmente en una ligera curva cuando circulaban a unas 62.14 millas por hora (100 kilómetros) por hora.

Según medios locales, la investigación abierta también incluye la eventual responsabilidad de las instituciones que no habían comenzado los trabajos de desdoblamiento de la línea única que ya habían sido autorizados y que contaban incluso con financiación de fondos de la Unión Europea.

El ministro de Infraestructuras y Transportes, Graziano Delrio, informó ayer en el Parlamento de que actualmente son 2.700 los kilómetros de vía férrea única en todo el país del total de unos 3.000 de la red considerada como "secundaria".

Sin embargo no ha habido por el momento explicaciones oficiales de las razones por las cuales el tramo donde sucedió el accidente, de tráfico local intenso, todavía no había sido sometido al desdoblamiento de la línea férrea.

Los medios locales ofrecen detalles de presuntos retrasos en los procedimientos de las expropiaciones necesarias para esas obras y de lentitud en los trámites burocráticos que impidieron que se gastaran los 180 millones de euros de fondos europeos que habían sido adjudicados para su empleo antes de 2013 justo en el tramo donde ocurrió el accidente.

El del martes fue uno de los peores accidentes ferroviarios ocurridos en la región de Apulia, entre las más turísticas de Italia y muy visitada durante los meses de verano (boreal).


Más contenido de tu interés