null: nullpx
Accidente Aéreo

Una minúscula ruptura en el ventilador del motor: la primera pista que explica el accidente en el avión de Southwest

La falta de una de las 24 hojas que suelen tener los ventiladores del motor ha llevado a los investigadores a pensar en una posible fatiga de los metales que habría hecho que la pieza se rompiera y terminara dañando el motor y desprendiendo el recubrimiento.
18 Abr 2018 – 05:53 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las investigaciones sobre lo que ocurrió con el Boeing-737 de Southwest que viajaba de Nueva York a Dallas con 149 personas a bordo aún están en una fase preliminar. Sin embargo, Robert Sumwalt, presidente de la Junta de Seguridad Nacional de Transporte (NTSB) ha aportado una pista clave sobre lo que pudo haber ocurrido con la aeronave para que uno de sus motores súbitamente se despegara y terminara mandando un objeto contra una de las ventanas del avión.

Todos los ojos están puestos en que faltaba una de las 24 hojas que tienen los ventiladores del motor. “Nuestros especialistas se han concentrado en una hoja de ventilador faltante”, explicó el experto, quien agregó que esa parte se rompió justo en el centro. “Hay evidencia de fatiga del metal donde la cuchilla se separó”.


Aunque para la mayoría de los pasajeros de avión, la idea de que los metales con los que están hechos los aviones sufra de fatiga puede resultar una sorpresa, este es un problema con el que la aviación ha lidiado desde mediados del Siglo XIX. En ese momento los fabricantes se dieron cuenta de que los metales ferrosos como el hierro y acero, eran suficientemente fuertes para el trabajo que se les requería pero que no eran del todo fiables después de un largo periodo de uso.

La gran paradoja es que la fatiga del metal no va causando una pérdida de fuerza progresiva. Esa hoja de ventilador que están analizando los expertos pudo mantenerse tan fuerte como una nueva a pesar de estar tremendamente fatigada después de los 40,000 vuelos que había realizado ese avión, hasta que, en un punto, simplemente apareció una hendidura por la que se quebró.

"En la aviación existen técnicas y procedimientos de inspección para detectar algo así. Lo que hay que entender ahora es por qué no se detectó a tiempo”, le dijo Sumwalt a la televisora CNN. El CEO de la aerolínea Southwest, Gary Kelly, ha dicho que el avión había sido inspeccionado el domingo, pero que no tenía detalles sobre qué partes se examinaron. "No estoy al tanto de ningún problema con el avión ni con el motor involucrado".

Una ruptura en el interior

La hipótesis de Sumwalt lo lleva a pensar que no fue una explosión, se trató más bien de un motor de combustión en llamas arrojando una varilla que golpeó el motor. “Lo más probable es que cuando la hoja del ventilador se separó, eso terminó causando que el capó (recubrimiento) del motor se separara también”, lo que explicaría que parte de la cobertura del motor terminara en este pequeño pueblo al noroeste, a 60 kilómetros del aeropuerto.

El motor de un avión suele estar diseñado para contener piezas que se rompen en el interior. Pero en circunstancias excepcionales, las piezas que giran a altas velocidades explotan el caparazón que lo recubre.

La investigación sobre este accidente puede resultar más urgente de lo común –las pesquisas suelen tomar un año– pues no es la primera vez que un avión de la flota de Southwest tiene que lidiar con esta misma falla. Un daño muy parecido ocurrió en 2016 con una de las hojas del ventilador del motor de otro avión que volaba de New Orleans a Orlando y que tuvo que aterrizar de emergencia en Pensacola sin que nadie resultara herido.

“Cuando tienes dos incidentes en un periodo de menos de dos años tienes que empezar a pensar en que se está desarrollando un patrón y no solo es un patrón de hojas de ventiladores que fallen, sino un patrón de fallas incontenibles del motor que no deberían ocurrir ", le dijo el piloto y abogado Ladd Sanger a USAToday.

Ya el año pasado, la FAA y el fabricante de motores CFM International les dieron instrucciones a las aerolíneas de que realizaran inspecciones ultrasónicas en aviones con motores de la serie CFM56, la misma del incidente del martes. "Los aviones con extensas millas en sus motores deberían someter los álabes del ventilador de esos motores a una prueba específica diseñada para detectar fatigas en el metal", fue la orden específica. Sin embargo, los investigadores están aún confirmando si es necesario alertar a otras compañías aéreas sobre un posible patrón en las fallas de los motores de esta serie de fabricación.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Accidente Aéreo

Más contenido de tu interés