null: nullpx
Abusos

Suspenden a 14 sacerdotes en Chile por denuncias de presuntos abusos sexuales, incluyendo a menores

Los obispos de Rancagua, una ciudad al centro de Chile, aseguran que estos religiosos pueden haber incurrido en delitos contra menores. La reacción ocurre tras una investigación periodística de un canal local que demostró que al menos uno de los religiosos cometía actos sexuales impropios a través de las redes sociales.
22 May 2018 – 09:43 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La arquidiócesis de la ciudad de Rancagua, en el centro de Chile, anunció este martes la suspensión de 14 sacerdotes señalados por feligreses de haber tenido conductas sexuales inapropiadas.

"Se ha restringido de su ministerio a 14 sacerdotes (...) Estos sacerdotes han incurrido en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico", aseguró un comunicado de la institución menos de una semana después de que una investigación periodística desvelara los presuntos abusos cometidos por miembros de la iglesia en esa ciudad.

Este grupo de religiosos se habría constituido en un grupo que denominaban 'La Familia', y funcionaba con una estructura jerárquica liderada por un párroco que se hacía llamar la abuela, seguido de otros llamados tías, hijas y nietas. Bajo ese nombre cometían abusos sexuales e incurrían en conductas sexuales impropias contra jóvenes y menores de edad. Los detalles fueron denunciados en una entrevista con la televisora T13 por Elisa Fernández, una feligresa que durante casi 14 años fue miembro de la iglesia católica en Rancagua. Uno de los párrocos implicados también lo confirmó a ese canal.

"No sé si llamarlo cofradía, secta, grupos de sacerdotes que tienen prácticas que no se conllevan con su condición de curas con respecto a jóvenes entre 15 y 29 años", señaló la joven a T13.


Fernández dice haber conocido a varios de los sacerdotes de la diócesis de Rancagua y asegura que al escuchar los testimonios de las víctimas sintió angustia. Señala que tiene evidencia que incrimina al menos a 17 sacerdotes de esta jurisdicción con abusos sexuales.

Cuenta en la entrevista que también entre los religiosos se hacían bromas sobre sus preferencias sexuales: "A este le gustan recién criaditos", cuenta que comentaban.

La mujer dijo al canal que se reunió con el obispo de la diócesis de Rancagua hace más de un año y hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta sobre sus denuncias.

Entre las resoluciones anunciadas este martes por el presbítero Marcelo Lorca hay una querella en la físcalía de Santa Cruz contra uno de los sacerdotes llamado Luis Rubio, que fue desenmascarado por Elisa Fernández al hacerse pasar por un menor de edad e iniciar una conversación con el sacerdote a través de un chat de Facebook.

Luis Rubio Contreras, de 54 años, es el párroco de la comuna chilena de Paredones. La investigación de T13 confirmó que el sacerdote tenía conductas sexuales inapropiadas con jóvenes en Internet. "Fue un error mío, lo reconozco", respondió el propio cura al periodista que lo confrontó con fotos de él desnudo que habían sido enviadas a Fernández en alguna de sus conversaciones.

Su caso forma parte de una docena de denuncias a sacerdotes que, asegura el medio, no han obtenido respuesta de las autoridades eclesiásticas.

La destitución de estos 14 sacerdotes se conoce en un momento crítico para la Iglesia católica en Chile. Esta misma semana se supo que todos los obispos chilenos le presentaron su renuncia formal al papa Francisco por sus graves errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos sexuales, incluidos a menores de edad.

Francisco convocó a los obispos después de haber constatado que fue mal informado respecto al obispo de la diócesis de Osorno, Juan Barros, a quien acusan de saber que el cura Fernando Karadima abusó durante años de menores con violencia y abuso de potestad eclesiástica.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés