null: nullpx
Abuso Policíaco

Un juez encuentra no culpable a Betty Shelby, la agente de policía que disparó contra un hombre negro desarmado en Tulsa

El caso alimentó un debate nacional en septiembre pasado sobre prejuicios raciales en la aplicación de la ley. La oficial Betty Shelby, de 43 años, fue absuelta tras un juicio de una semana.
18 May 2017 – 11:28 PM EDT

Un jurado de Oklahoma encontró no culpable a una oficial de Tulsa que disparó contra un afroamericano desarmado en septiembre pasado, un caso que alimentó un debate nacional sobre prejuicios raciales en la aplicación de la ley. La oficial Betty Shelby, de 43 años, fue absuelta tras un juicio de una semana.

Ella había negado que la raza fue un factor en el asesinato, que fue captado en video, e insistió que sus acciones fueron conducidas totalmente por el comportamiento de Terence Crutcher, de 40 años, a quien disparó después de que su coche bloqueara una carretera.

Terence Crutcher viajaba en su camioneta y su vehículo se averió en un paraje boscoso.


Un video grabado por el helicóptero de la policía y por las patrullas en el lugar mostraron a Crutcher levantar sus manos, caminar hacia un carro e inclinarse sobre él. Luego, fue neutralizado con una pistola Taser por un segundo oficial en el lugar, Tyler Turnbough, y recibió un disparo de Shelby.

Tras la muerte, los abogados de la familia calificaron la grabación como "inquietante" y acusaron a los uniformados de permitir que Crutcher se desangrara por no atenderlo tras el impacto de bala.

El jefe de la policía de Tulsa, Chuck Jordan, dijo que el incidente era "muy preocupante y difícil de mirar". Además, ya había asegurado que el hombre negro estaba desarmado y que tampoco tenía pistola alguna en su carro.

En su defensa, los abogados de Shelby aseguraron que ella creía que Crutcher podría haber estado tratando de alcanzar un arma a través de una ventana parcialmente abierta, por lo que le disparó. Además dijo que la primera vez que disparó su arma de servicio fue cuando ella disparó a Crutcher.

La Oficina del Examinador Médico de Oklahoma dijo que Crutcher tenía 96 nanogramos por mililitro del fármaco alucinógeno en su torrente sanguíneo en el momento de su muerte. Sin embargo los fiscales señalaron anteriormente que el uso de drogas de Crutcher no era motivo suficiente para que Shelby recurriera a una fuerza mortal.

Los videos policiales del incidente fueron vistos a nivel mundial, y algunos defensores de los derechos civiles argumentaron que la raza fue un factor en el tiroteo fatal. Estos defensores incluyreon el caso de Crutcher en una serie de muertes de hombres negros desarmados a manos de la policía en Estados Unidos que ha generado protestas periódicas y dio lugar al movimiento Black Lives Matter.


Un agónico castigo final: 20 ejecuciones fallidas en cárceles de EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad