null: nullpx
Abuso Policíaco

Así fue la violenta detención de un jugador de la NBA que (ahora) indigna a la policía de Milwaukee

Seis agentes rodearon y tumbaron a Sterling Brown, jugador de los Milwaukee Bulks, y uno le disparó con una pistola eléctrica tras una discusión por haber aparcado mal su carro. Este miércoles se publicó la grabación del procedimiento, que el jefe de la policía y el alcalde de la ciudad han condenado.
24 May 2018 – 06:16 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Policía de Milwaukee hizo público este miércoles el video de la detención de Sterling Brown, jugador de los Milwaukee Bucks de la NBA, en el que agentes usaron una pistola eléctrica ( taser, como se le denomina en inglés), para inmovilizarlo en un procedimiento que se ha criticado por el uso excesivo de la fuerza.

El incidente ocurrió en la madrugada del pasado 26 de enero, cuando un policía se percató de que Brown, de 23 años, había aparcado su automóvil ocupando dos plazas de discapacitados en el estacionamiento de una farmacia.

En la grabación, obtenida de la cámara corporal de uno de los agentes, se ve como un primer funcionario encara a Brown, sostiene una discusión y pide refuerzos.

Llega un grupo de seis policías que rodea al jugador, de 1.98 de altura; lo derriban y se escucha en la grabación que uno de los agentes pregunta si alguno de ellos tiene un taser.

Luego, otro grita: "¡ Taser, taser, taser!". Y le disparan a Brown con una pistola eléctrica antes de esposarlo.

El motivo del arresto fue presunta resistencia a la autoridad, un cargo que la Policía de Milwaukee optó por no presentar ante los fiscales tras conocer que el involucrado era un deportista profesional.

Ahora esa detención ha sido repudiada por el jefe de la Policía de Milwaukee, Alfonso Morales, y el alcalde de la mayor ciudad de Wisconsin, Tom Barrett.

Los agentes involucrados en el incidente han sido disciplinados por actuar "indebidamente", explicó en un comunicado su jefe, Alfonso Morales, que no especificó la sanción.

El alcalde Tom Barrett dijo sentirse "ofendido" por lo que vio en la grabación. "Brown merece una disculpa y siento mucho que la Policía de Milwaukee lo tratase de la forma en que lo trató", aseguró.

Brown, que planea interponer una demanda por vulneración de sus derechos civiles, dijo en un comunicado tras la publicación del video que lo que le pasó "estuvo mal" y que "no debería ocurrirle a nadie".

En opinión de Brown, la actuación excesiva de los agentes tiene un trasfondo racial, porque "ocurren cada día en la comunidad afroamericana" en EEUU. Brown denunció que hechos con este "tienen como común denominador el racismo, el abuso de poder y la no rendición de cuentas de los agentes involucrados".

Los Bucks, el equipo de Brown, calificaron el incidente de "vergonzoso e inexcusable".

"No debería ser necesario un incidente que involucre a un deportista profesional para llamar la atención sobre el hecho de que personas vulnerables han experimentado un trato similar, e incluso peor", afirmaron en otra nota.

Comparte

Más contenido de tu interés