null: nullpx
Rise Up As One

"He's a bully, a salesman": adivina a quién dedicó su nueva canción Lila Downs

La artista mexicoamericana aprovechó el concierto de la frontera para decirle algo a Donald Trump. Y es que tiene todo para sentirse agredida por sus dichos: es mujer, es mexicana, es indígena y tiene una relación íntima con EEUU.
16 Oct 2016 – 9:45 PM EDT

Lila Downs, la mundialmente reconocida artista mexicoamericana con raíces indígenas, siempre ha tenido muy claro que su camino en la música sería uno con intención. Y escribir una canción que criticara el muro —una de las propuestas más famosas del candidato republicano Donald Trump— era crucial: “No queremos un muro mental. Creo que ese es el problema de estas personas: les da miedo que los latinos estamos ganando lugar", asegura.

Justo en el marco de esta elección y en pleno concierto en la frontera entre México y EEUU, Downs estrenó la melodía inspirada y dedicada a Donald Trump que ha titulado 'El demagogo' o 'The Demagogue'.

En ella, la cantante retoma el espíritu de protesta que caracterizó el folk de los años 60 para mandarle un mensaje a su audiencia y lo hace en inglés y en español:

“There’s a blue eyed devil man / Thinks he's king of the world / He’s a bully, a salesman / Selling fear and hate / Who do you think you are? / He plays us with his hate / Turns man against man".

(“Hay un diablo de ojos azules / que piensa que es el rey del mundo / es un bully, un vendedor / vendiendo miedo y odio / ¿Quién te crees que eres? / Juega con nosotros con su odio / Pone a al hombre contra el hombre”).



“Es como si ahora, con los discursos de odio del candidato republicano a la presidencia de EEUU, ese racismo y los que lo ostentan salieran del clóset", dice Downs al reflexionar sobre la importancia del voto latino en esta elección.

Lila Downs confía en que su canción se convierta para los latinos que la siguen en un llamado a votar el 8 de noviembre y a reflejar el valor y el peso del voto latino.

Sus razones

Lila tiene todo para sentirse agredida por los dichos, e incluso por la candidatura de Donald Trump: es mujer, es mexicana, es indígena y tiene una relación cercana e íntima con EEUU.

A sus 48 años, recién se ha registrado para votar por primera vez en este país que también es el suyo y hacer que su voz valga en la elección del próximo presidente de Estados Unidos.


“Este es un país de inmigrantes —apuntó en entrevista para Univision Digital—, podemos crear un cambio con nuestro voto; Donald Trump ha olvidado que su gente también vino en barcos o yo qué sé, de otros países lejanos, a correr suerte en este país. En este momento creo que es bien importante mostrar nuestra unión”.

Así, con la música y las palabras como cómplices, Lila Downs ratifica la intención de su arte con una canción que busca la unión y la fuerza en una sola voz.

Su voz

Hija de un cineasta estadounidense de raíces escocesas y de una cantante mixteca de Oaxaca, su padre era profesor en la Universidad de Minnesota, y según declaró para NPR News, desde que nació ha ido y venido entre los países de sus padres.


Durante un tiempo tomó distancia de EEUU, en 1993, cuando terminó la carrera de antropología en la Universidad de Minnesota y decidió ir a México para arrancar su carrera de cantante en Oaxaca, donde están sus raíces más fuertes.

Desde entonces, Downs dirigió sus composiciones —que fusionan ritmos de cumbia, jazz, hip hop y ranchero, entre muchos otros géneros— a una lucha artística en contra de la desigualdad y a favor de la integración de la cultura indígena; en ellas mezclaba el español con dialectos como el mixteco, el zapoteco y el náhuatl.

Un Grammy y cuatro Latin GRAMMY después, Downs ha logrado consolidarse a través de su música como una de las activistas más relevantes e influyentes en pro de los derechos indígenas en Latinoamérica.

Sin embargo, a pesar de que ahora pasa la mayor parte de su tiempo entre la Ciudad de México y Oaxaca, su unión sentimental y profesional con el compositor y saxofonista neoyorkino Paul Cohen, la ha mantenido cercana a EEUU, su segunda patria.

Y ella, que por principios suele manifestarse a favor de la diversidad y de la libertad,
confiesa que el odio que permea estas expresiones racistas, ese sí que no debe tolerarse.

‘The Demagogue’

At the edge of the world
Where the dollar changed lives
There's a burning of hatred
That's crossing the lines

There’s a blue eyed devil man
Thinks he king of the world
He’s a bully, a salesman
Selling fear and hate
Who do you think you are?
He plays us with his hate

Turns man against man

But it’s really not a game
And I pray to the ancestors love
Do not be fooled by this man’s foolish talk
The serpent woke again in different times and places
There's a burning cross
Leading the mob people in chains
He's a Quak circus act creeping from the past

He's the symbol of the monster we no longer want to be
(what we used to be…)

The earth trembles with these names
Mussolini, Adolph Hitler, Pinochet
No respect for woman, no respect for race,
No respect for anything that live, the human race

But he cannot buy our soul

NO A ESE MURO
Voy cortando el odio
Voy sembrando amor

NO A ESE MURO

De la explotación
Pero es mi casa
La luz de la mañana
Es el muro de la explotación
Pero es mi casa
Es la luz de la mañana
NO A ESE MURO
El lugar de mis ancestros
Esas flores del desierto
Gonna show that my love
Is much stronger than hate
I’m gonna call to the four winds
I'm gonna change my fate
I'm gonna rise up singing
I'm gonna stand for this place

It's a long time, Dios mío,
And I'm comin home
And I’m coming home
And I’m coming home

Lee también:

Más contenido de tu interés