La madre de ‘Despacito’ nos revela por qué no puede tener bebés, aunque sí es “madrina de muchos”

La cantante ha renacido de sus propias cenizas más de una vez y asegura que el secreto es aprender de lo que nos duele.
14 Nov | 5:21 PM EST

Platicar con Erika Ender es descubrir una sencilla mujer que parece no dimensionar su brutal éxito alrededor del planeta. Tiene apenas 42 años, pero ya está en el Salón de la Fama de los Compositores Latinos. Sus canciones han levantado poco más de 160 discos y nosotros la encontramos luego de cenar es uno de los restaurantes más famosos del imponente Hotel MGM en Las Vegas.

“Fíjate que yo soy una de las personas que aseguran que los límites solo empiezan en la mente”, explica. Así comienza la entrevista exclusiva a Univision Entretenimiento, y continúa describiéndose: “Yo de siempre he querido dejar una huella positiva en el mundo, mi fundación ahí va y Dios sabe que soy el mejor ser humano que puedo. Eso de alguna manera también me hace una persona mejor, profesionalmente hablando”.


Erika estuvo gravemente enferma en 2008: un fibroma le colapsó y tuvieron que extraerle el útero y la matriz, por lo que es imposible que, de manera natural o asistida, pueda convertirse en madre. Sin embargo, la cantante opina: “En la vida decidimos si queremos ser víctimas o héroes; y yo nunca me he vestido de víctima. Con todo lo que me ha pasado y que me ha tocado vivir, que ha sido mucho, tanto cosas lindas como cosas fuertes, aún con todo, siempre decidiré vestirme de crecimiento”.

Es una cantante completa que goza del cariño del público. Como compositora, es sobresaliente; pero muchos fans desean que la imponente panameña pueda convertirse en madre en breve a través de la adopción. Así nos lo compartió ella entre sonrisas llenas de ternura: “No lo tengo planeado, no soy mamá de uno, pero si madrina de muchos porque no pude ser mamá. De hecho, si escuchas mi disco ‘Tatuajes’, la canción número cinco habla un poco de eso (‘Cómo hubiera’) y la verdad es que me lo tomé con tranquilidad, con aceptación positiva. He sido ave fénix más de una vez y el secreto está en ver todas esas situaciones que parecen no ser positivas como lecciones que pueden engrandecerte y que te van haciendo sacar piel nueva”.


Además de la música, Erika Ender le dedica gran parte de su tiempo a ‘Puertas abiertas’, su propia fundación que comenzó actividades en 2009 y que planea cambiar el futuro de muchos niños a través del amor y las artes: “ La mitad de mi vida está enfocada en mi fundación, es mi manera de ser mamá, es mi deber como ser humano, como me criaron en mi casa. Y esos valores yo los agradezco día con día porque uno tiene que venir a este mundo a amar y servir, no a hacerse millonario y egoísta. Yo sí disfruto sacarle una sonrisa a alguien”.

Sin duda, Erika Ender es la mejor versión de sí misma y podrás verla éste jueves 16 de noviembre en la entrega 18 de los Latin GRAMMY.