null: nullpx

Adele detiene un show en Australia porque una fanática sufrió un infarto

Al igual que cuando detuvo el tributo a George Michael en la reciente entrega de los premios Grammy, la intérprete pidió disculpas, soltó una palabra soez y explicó a su público lo que ocurría antes de seguir con el espectáculo.
13 Mar 2017 – 5:06 PM EDT

Una fanática que estaba en primera fila se desmayó y eso fue suficiente para que la cantante británica Adele interrumpiera la experiencia de los más de 95,500 fans que acudieron el pasado viernes al primero de sus dos conciertos en el estadio ANZ, de Sydney, Australia.

"Perdón, pero hay alguien herido. Les arruiné la sorpresa, ¿no?", dijo tras haber dado la orden de que detuvieran los relámpagos y la lluvia que complementaban su próxima interpretación. "Perdónenme, pero estaban pasando demasiadas cosas aquí al frente y me asusté", explicó.

De acuerdo con varios medios australianos, una fanática de la cual sólo se informó que tiene 47 años, sufrió un infarto mientras Adele interpretaba 'Take It All'. Paramédicos le ofrecieron atención allí mismo antes de trasladarla de emergencia al centro médico Westmead.


Haciendo uso de su sentido del humor, Adele invitó a su púbico a pretender que no les había dicho nada. "Empecemos nuevamente", ordenó a su banda y a los encargados de los efectos visuales antes de retomar su show histórico pues según dijo "nunca he actuado ante un público tan jodi... grande, se los aseguro".

El sábado, Adele le dedicó 'Take It All' su fan. Tras explicarle a su audiencia lo que había ocurrido la noche anterior, la artista declaró: " Espero que te recuperes pronto. Espero saber quién eres... Todavía no sé quién es -aclaró- pero tengo mis esperanzas puestas en que pronto estaré hablando contigo".


Si lo consiguió o no, Adele no lo hizo público. Lo que sí revelaron las autoridades fue que el viernes las 95,544 personas que tenían boletos para asistir al concierto de la intérprete de 'Hello', confrontaron problemas de tráfico. Tanto, que la presentación comenzó con 45 minutos de retraso, pues hubo personas que estuvieron hasta cinco horas en la congestión vehicular.

Ya el sábado, advertidos todos, se reportaron menos dificultades, aunque la cantidad de público fue similar.


Adele es muy humana y por eso es una ídola

Loading
Cargando galería

MIRA TAMBIÉN:

Publicidad