Lavado de Dinero

El mercado negro del peso: así lavan los narcos los dólares de la droga

El mercado negro del peso es un sistema de blanqueo de capitales diseñado por los cárteles de la droga colombianos en la década de 1980 y heredado por los narcos mexicanos que utilizan negocios en Los Ángeles para lavar los dólares en efectivo que van a acumulando.

12 May 2016 – 1:33 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Los millones de dólares en efectivo obtenidos por los cárteles mexicanos por la venta de droga en Estados Unidos encuentran su camino a los bolsillos de los narcos a través de un sofisticado sistema de blanqueo de capitales conocido como BMPE o Black Market Peso Exchange (mercado negro del cambio de pesos), y heredado de los traficantes colombianos que lo usaban ya en la década de 1980.

El método es bien conocido por las autoridades, pero complejo de rastrear, e implica que esos grupos criminales negocien a la baja la conversión de sus dólares a pesos a cambio de que un intermediario, que es la clave de la operación, se lucre en la transacción.

Los narcos asumen la pérdida pero se aseguran que los billetes verdes obtenidos de forma ilegítima y que se les acumulan, pueden llegan a México como pesos, con los que poder costear sus operaciones y mantener el negocio. Esto ocurre incluso en momentos como los actuales, en los que el devaluado peso mexicano ha caído en los últimos 5 años más de un 50 por ciento hasta cambiarse ahora a 18 pesos por 1 dólar.

El ciclo de "lavado" a través del BMPE lo explica la Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros ( ACFCS) de la siguiente forma:

Un narco mexicano que tiene en Estados Unidos bastantes dólares adquiridos por la venta de droga contacta a un intermediario quien suele ser un operador de casas de cambio de moneda y con el que acuerdan una conversión de dólar a peso muy por debajo del precio de mercado.

Este bróker, a su vez, conecta con algún negocio en México que necesite dólares para pagar los productos que adquieren en Estados Unidos y les ofrece gestionar la adquisición.

Una vez que la mercancía es enviada a México y vendida, los comerciantes pagan al intermediario el costo de los productos a un tipo de cambio que es favorable en comparación con la cotización interbancaria.

El traficante de drogas recibe su dinero en pesos para completar así el ciclo del blanqueo de dinero, mientras que el intermediario se lleva su respectiva comisión.

Este esquema de “lavado de dinero” empezó a ser utilizado desde la década de los 80 por los cárteles colombianos para que el dinero producto de la venta de cocaína en Estados Unidos no fuera detectado y llegara a manos de los narcos de Cali y Medellín.

Los colombianos lo hicieron principalmente a través de compañías cafetaleras, mientras que los cárteles mexicanos utilizan todo tipo de negocios.

Un reporte del Senado de Estados Unidos estimó en $1.6 billones de dólares la cantidad que en 2009 blanquearon organizaciones criminales, principalmente del narcotráfico.


El dinero que corre por “Los Callejones”

Uno de los giros comerciales que le han detectado al Cártel de Sinaloa al utilizar este esquema de “lavado de dinero” son tiendas de ropa que adquieren la mercancía en el Distrito de la Moda de Los Ángeles, un sector comercial conocido como “Los Callejones”.

En septiembre de 2014 las autoridades estadounidenses decomisaron 35 millones de dólares en efectivo ligado al narco y que fue encontrado en dos mansiones, una en Beverly Hills y otra en Bel Air, el cual estaría por ser blanqueado a través del BMPE.

"Los Ángeles se ha convertido en el epicentro del lavado de narcodólares, a donde llegan emisarios con maletas llenas de efectivo para muchas empresas", declaró en ese entonces Robert Dugdale, fiscal federal asignado a Los Ángeles.

La dineral fue vinculado al Cártel de Sinaloa que a través de tiendas de ropa y casas de cambio en Culiacán blanqueban el dinero. Entre las empresas identificadas por el gobierno estadounidense que operaban desde México está María Ferré, una empresa especializada en ropa para mujer de talla grande y de maternidad.

Lea también:


Publicidad