Incidentes de Odio

Atomwaffen, el grupo paramilitar neonazi vinculado con la muerte de estudiante en California

El joven acusado de asesinar y enterrar a principios de 2018 a uno de sus excompañeros de preparatoria en el condado de Orange, California, ha sido identificado como uno de los militantes de este grupo armado de nacionalistas blancos, el cual está vinculado a crímenes violentos y conspiraciones para atacar a la población civil, plantas nucleares y sinagogas.

LOS ÁNGELES, California. - Dentro de los más de 900 grupos de odio que se estima existen en Estados Unidos, hay uno que a pesar de tener poca membresía y ser de reciente creación es considerado uno de los más violentos, con militantes extremistas que tienen entre sus figuras de veneración al dictador nazi Adolf Hitler y al asesino serial Charles Manson.

Es un grupo neonazi que se hace llamar Atomwaffen (que en alemán significa "armas nucleares") y que dice estar preparándose para una guerra racial porque considera que los blancos están siendo desplazados.

Además de Hitler y Manson, entre las figuras que 'inspiran' a este grupo radical, también llamado División Atomwaffen o AWD, se encuentran Timothy McVeigh, quien mató a 168 personas al estallar una bomba en el edificio federal en Oklahoma City en 1995, Ted Kaczynski, otro terrorista doméstico conocido como 'Unabomber' y Anders Breivik, quien en 2011 asesinó a 77 personas en un tiroteo y ataque con bomba en Noruega.

Para el Atomwaffen, Veigh, Kaczynski y Breivik son la representación misma de la Santísima Trinidad al venerarlos como 'Padre, Hijo y Espíritu Santo'.

El Southern Poverty Law Center (SPLC), una organización defensora de los derechos civiles, enlista 917 grupos de odio en el país, de los cuales 471 o el 51% se consideran que están arropados por el nacionalismo blanco, entre ellos la División Atomwaffen (AWD).

Algunos de los miembros de AWD han sido acusados recientemente de conspirar para llevar a cabo atentados con explosivos y de cometer asesinatos, los cuales habrían sido motivados por su adoctrinamiento fascista, por la influencia del movimiento de extrema derecha Alt-Right, así como por el desprecio que tienen hacia quienes no son de raza blanca, a los gay, a los judíos y a los inmigrantes hispanos.

Uno de ellos es Samuel Woodward, acusado de matar el pasado 2 de enero a su excompañero de preparatoria, Blaze Bernstein, un joven de 19 años que era judío y gay, quien estudiaba en la Universidad de Pennsylvania y estaba de visita por Navidades en casa de sus padres en el condado de Orange, recibió más de 20 puñaladas y luego fue enterrado en una zona montañosa del sur de California.

Woodward, de 20 años, se unió en 2016 al grupo Atomwaffen de acuerdo con un reporte de ProPublica en el que se señala que ese mismo año viajó a Texas para un entrenamiento tipo militar en uno de los "campamentos de odio" que realizan en la clandestinidad.

En California, Woodward habría sido el encargado de organizar una célula de supremacistas blancos para la División Atomwaffen, como se cree que lo hacen sus miembros en los diferentes estados donde se ha registrado su presencia.

En videos publicados en YouTube, el Atomwaffen se muestra como un grupo paramilitar que expresa su radicalismo quemando la bandera de Estados Unidos y también la de Rusia, así como la Constitución.

Otro joven influenciado por las ideas de la extrema derecha y vinculado a la División Atomwaffen es Nicholas Giampa, un adolescente de 17 años acusado de asesinar a los papás de su novia en diciembre de 2017 en el estado de Virginia porque se oponían a la relación debido a sus comentarios racistas, según un reporte de la Liga Anti-Difamación (ADL), una organización que combate el antisemitismo y todas las formas de odio.

Giampa también era consumidor y difusor en las redes sociales de la propaganda neonazi que se publica en sitios de Internet como Siege Culture (cultura del asedio).

Uno de los miembros fundadores de la División Atomwaffen es Devon Arthurs, de 18 años, quien en mayo de 2017 fue acusado de asesinar en Tampa, Florida, a dos de sus compañeros de cuarto que también eran fieles militantes del grupo.

El doble homicidio ocurrió porque sus dos "camaradas" le reclamaron la falta de lealtad al AWD, ya que Arthurs había decidido dejar el grupo y convertirse al islamismo radical. En la escena del crimen la Policía de Tampa encontró, junto a una fotografía enmarcada de Timothy McVeigh, múltiples armas de fuego, munición, una hielera llena de explosivo HMTD y material radioactivo.

El material para la fabricación de bombas era de Brandon Russell, un miembro de la Guardia Nacional en Florida que también era parte del Atomwaffen, quien planeaba hacer estallar una planta nuclear cerca de Miami.

Soldados de la guerra racial

La actividad atribuida a Atomwaffen, señala la ADL, ha sido reportada en múltiples estados, incluyendo Colorado, Florida, Illinois, Pennsylvania, Texas, Massachusetts, Washington, Carolina del Norte y Virginia, mediante la distribución de volantes en los que promueven la violencia en contra de la comunidad LGBT, de los inmigrantes, judíos, musulmanes y afroamericanos.

En su sitio de Internet, el Atomwaffen establece como requisito fundamental "ser de raza blanca y de ascendencia europea" en su intento por reclutar a "lobos solitarios" como suelen hacerlo los terroristas del Estado Islámico o ISIS.

"No niggers, spics, gooks, kikes o mongrels", son los términos despectivos con los que se refiere a otros grupos étnicos, incluyendo a los hispanos con la palabra 'spics'.

También impone como lectura de rigor el Mein Kampf (Mi lucha), el libro autobiográfico Hitler, y Siege, una compilación de escritos de James Mason, un supremacista blanco que desde la década de 1970 se afilió al Partido Nazi de Estados Unidos.

Mason también es uno de los que intercambió correspondencia con Charles Manson en prisión para luego fundar una organización neonazi llamada Universal Order, con la que promueve la creación de un régimen fascista o autoritario mediante el asesinato y el terrorismo.

Recientemente Mason, quien se dedica a inculcar la ideología de la extrema derecha en sus discípulos del Atomwaffen, dijo en una entrevista publicada en uno de los sitios radicales que se sentía animado por el ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

La División Atomwaffen o AWD empezó a organizarse en 2015, pero tuvo mayor fuerza después de la violenta protesta 'Unite the Right' que en agosto en 2017 llevaron a cabo nacionalistas blancos en Charlottesville, Virginia.

En la actualidad se estima que el Atomwaffen tiene unos 80 miembros activos que se identifican con símbolos nazis como la esvástica, el Totenkopf o cabeza de muerto y la SS o Schutzstaffel, que era el escuadrón paramilitar de Hitler.

Sus actividades han despertado preocupación de grupos de derechos civiles ya que, a pesar de su reducida membresía, parecen ser capaces de causar un enorme daño.

"Su retórica es una de las más extremas que hemos visto", mencionó Joanna Mendelson, investigadora de la ADL. "Es un grupo que se ve a sí mismo como la vanguardia radical del movimiento supremacista blanco, como los soldados de primera línea de una guerra racial inminente".