null: nullpx
Terremotos

Una "sequía" de megaterremotos en California puede causar décadas de mayor actividad sísmica: USGS

Científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos explican que en los últimos 100 años, las tres principales fallas del estado: San Andrés, San Jacinto y Hayward, no han registrado sismos de grandes magnitudes, una situación a la que llaman "excepcional" y que puede provocar que haya un mayor número de temblores a lo largo del próximo siglo.
16 Oct 2019 – 01:30 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

SAN FRANCISCO, California. - Los recientes temblores de medianas magnitudes en California pueden ser el preludio de años o incluso décadas de una actividad sísmica más intensa en la región, y es que ahora los expertos en la materia están en alerta por la falta de megaterremotos.

Meses atrás las autoridades de California informaron que el estado finalmente había salido oficialmente de una intensa sequía que se extendió a lo largo de siete años. Sin embargo, actualmente es este nuevo tipo de “sequía” la que volvió a encender las alertas entre los servicios de emergencias.

Según los científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), California se encuentra en medio de "una improbable sequía de terremotos" de gran intesidad que se ha extendido por más de 100 años, una situación que pone al estado en riesgo latente de experimentar un poderoso sismo de magnitud superior a 7.0 que tenga como epicentro una de las tres principales fallas: las de San Andrés, San Jacinto y Hayward.

Sin embargo, otra posibilidad es que esta acumulación de energía en las fallas que se ha prolongado por más de un siglo pueda traducirse en varias décadas de actividad sísmica en California mayor a la promedio.

En un estudio titulado " El actual e improbable hiato de sitios paleosísmicos en California", los científicos del USGS explicaron que los registros paleo-sísmicos de los últimos mil años en las tres fallas mencionadas muestran una falta actividad que caracterizaron como “excepcional”. En términos porcentuales, el reporte asegura que las probabilidades de atravesar por periodos de 100 años o más sin experimentar un terremoto de gran magnitud sobre estas fallas son casi inexistentes: apenas de 0.03%.

Para los sismólogos esto es especialmente preocupante, pues a pesar de que en el último siglo sí se han registrado fuertes terremotos en California, ninguno ha tenido su epicentro sobre las mencionadas fallas, consideradas por los investigadores como las que aglomeran la mayor fricción entre las placas tectónicas de Norte América y el Pacífico. Glenn Biasi, uno de los autores del estudio, asegura que sus hallazgos sugieren que los próximos 100 años en el estado serán mucho más activos en lo que a sismos se refiere.

“Si nuestro trabajo es correcto, el próximo siglo no va a ser como el anterior, sino que podría ser más como el que terminó en 1918”, dijo el investigador haciendo referencia al dato histórico de que, entre 1800 y 1918, sobre el suelo californiano se registraron ocho terremotos que debido a su gran intensidad modificaron la superficie terrestre en el estado. Este tipo de sismos, llamados de "ruptura de superficie", representan un riesgo mucho mayor para la infraestructura de las ciudades que los que tienen sus epicentros en las partes más profundas de las placas tectónicas.

Cargando Video...
Terremoto 'HayWired': así se extendería la onda sísmica de un magnitud 7 sobre la Falla de Hayward

De acuerdo con el USGS, el último gran terremoto en California que tuvo su origen en una de estas fallas fue el de San Francisco en 1906: el epicentro tuvo lugar a lo largo de la falla de San Andrés, su magnitud fue de 7.9 y la sacudida destruyó la mayor parte de la ciudad. El saldo fatal fue de por lo menos 700 personas, según datos Servicio Sismológico. Además, otro terremoto casi igual de potente, en 1857, provocó también severos daños desde el condado de Monterey hasta el de Los Ángeles.

Pero desde 1906, la tierra en California no ha sufrido una sacudida similar a la de San Francisco. Los investigadores no han podido explicar por qué el estado está atravesando por esta inusual sequía de megaterremotos si la información sísmica recopilada a lo largo de la historia demuestra que, en California, entre tres y cuatro terremotos de magnitud superior a 6.5 suelen ocurrir cada 100 años.

“Sabemos que estas tres fallas cargan con la mayoría de la fricción tectónica en California y tarde o temprano se tienen que mover. La única pregunta es cómo y cuándo van a liberar toda esta energía”, alertó el investigador del USGS.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés