null: nullpx
Bullying

"Si no me la quitan me mata": adolescentes atacan a madre hispana cuando iba a denunciar 'bullying' contra su hija

María Jiménez terminó hospitalizada y con la nariz rota cuando dos adolescentes, una de ellas la estudiante que presuntamente acosaba a su hija, la confrontaron antes de que llegara a la dirección de una preparatoria en Union City, California, para reportarla ante las autoridades escolares.
11 Ene 2020 – 07:00 PM EST

UNION CITY, California. – Una madre de familia hispana continúa recuperándose de la brutal golpiza que sufrió frente a una escuela preparatoria del norte de California cuando se disponía a denunciar que su hija era víctima de ‘bullyng’.

María Jiménez terminó hospitalizada y con la nariz rota cuando dos adolescentes, una de ellas la estudiante que presuntamente acosaba a su hija, la confrontaron antes de que llegara a la dirección de James Logan High School para reportarla ante las autoridades escolares.

“Yo quise ir a la oficina (de la escuela) pero la muchacha estaba ahí parada y quiso golpear a mi hija. Yo le dije ‘no te metas’. Jamás pensé que se fuera a dar la vuelta, me aventó al piso, me dio un golpe tan fuerte que de ahí me dejó mareada y no pude ni levantarme del piso”, relató Jiménez en una entrevista con Noticias Univision 14.

De acuerdo con la madre de tres niñas, la menor de las cuales tiene apenas 4 meses de nacida, el acoso escolar contra su hija de 16 años se había prolongado por casi un año y en varias ocasiones la adolescente había reportado a los directivos de la preparatoria que era víctima de ‘bullyng’.

Para María, la falta de acción de las autoridades escolares fue la razón por la que decidió acudir al plantel el martes pasado en compañía de su esposo. “Por eso los niños hasta quieren dejar de ir a la escuela, no es tanto porque no quieran estudiar, sino por el miedo. Van a la oficina (del director) y les dicen ‘la próxima vez que te diga algo vienes’. Eso pasó con mi hija”.

Oficiales de la Policía de Union City llegaron a la preparatoria alrededor de las 8:44 am y arrestaron a una menor de edad bajo cargos de agresión causando heridas graves. Sin especificar si la adolescente detenida era o no estudiante de James Logan High School, señalaron que horas después fue dejada en libertad bajo la supervisión de un adulto y recibió un citatorio judicial.

“El caso continúa bajo investigación y los nombres de las personas involucradas no serán dados a conocer en este momento. No creemos que haya más sospechosos relacionados con el caso”, indicó al teniente Steve Méndez.

La víctima y su familia están considerando contratar un abogado para tomar acción legal y señaló que la traumática experiencia incluso la hizo temer por su vida. “Quedé inconsciente porque me pateó. Ella hizo todo lo que quiso. Si no me la quitan yo creo que esa muchacha me mata”, dijo la madre de familia.

El distrito escolar, por su parte, se limitó a decir a través de un comunicado que están investigando el incidente y apoyando a la Policía con la indagatoria.

Un problema complejo

El bullying o acoso es un repetitivo comportamiento agresivo y no deseado entre niños en edad escolar que involucra un desequilibrio de poder real o percibido, explica la web gubernamental Stop Bullying que recopila información de las agencias federales especializadas en este tema.

Hay tres componentes esenciales en el bullying: debe haber un bully o agresor (o más) que voluntariamente busca(n) perjudicar a otro. Segundo, tiene que haber una víctima; y tercero un lugar o espacio, explica su web la organización Intervention Central, que contiene recursos de capacitación y ayuda en materia educativa.

Se habla también de un cuarto componente: los testigos, que pueden jugar un papel fundamental al tener que decidir entre motivar aún más al agresor con su denuncia, permanecer neutrales observando o defender a la víctima.

Estudios indican que cuando los espectadores intervienen y se convierten así en defensores, el acoso se detiene en 10 segundos el 57% de las veces, se lee en la web StopBullying.gov. Entre los motivos por los que el espectador puede optar por no intervenir están el temor a represalias o sufrir consecuencias negativas en sus relaciones sociales, entre otros.

¿Cuáles son las señales de alerta?

Se estima que aproximadamente 20% de los alumnos entre 12 y 18 años experimentan acoso a nivel nacional y que, aunque no existe un factor único que aumente las probabilidades de que un niño sea acosado o acose, sí se sabe que los jóvenes que se perciben como diferentes están en mayor riesgo.

Los expertos coinciden en que si tu hijo te cuenta que lo acosan en el colegio lo primero que debes hacer es escucharlo, sin juzgar u opinar. “Tu hijo no necesita que explotes o asumas el problema como tuyo. Debe saber que es escuchado y que sus sentimientos importan. Una vez que tengas la historia completa, dependiendo de lo ocurrido, puedes dar el siguiente paso”, asegura Peggy Moss, experta en bullying.

Recomienda dejar que el propio niño (a) proponga ideas sobre cómo detener lo que está ocurriendo y guiarlo hacia la mejor estrategia sin dictarla, ni juzgarlo. “No seas tú el único que da con la solución. Es importante que sienta que el esta resolviendo el problema en sus propios términos”, insiste.

En su criterio, lo mejor es contactar a los maestros de inmediato, de modo que puedan ayudar. Si eso no funciona siempre hay otras instancias a las que se puede acudir. StopBullying.Com recomienda acudir a las instancias en este orden: maestro, consejero, director, superintendente y departamento de educación estatal.

Le dan el último adiós a Keyla Salazar, la niña que superó el 'bullying' y murió en el ataque de Gilroy (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:BullyingAcosoEducaciónCrímenes

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.