null: nullpx
Redadas

Pérdidas de miles de dólares y puertas cerradas: el golpe a negocios latinos ante la amenaza de operativos de ICE

Pequeños empresarios de las zonas comerciales del sur de la Bahía dijeron que, en algunos casos, las pérdidas económicas ascendieron a los $15,000 y en otros los negocios tuvieron que cerrar sus puertas por la falta de clientela.
16 Jul 2019 – 8:37 PM EDT

SAN JOSÉ, California. - El temor de la comunidad inmigrante ante los posibles operativos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en el Área de la Bahía se hizo más presente en las zonas comerciales con negocios latinos, que en muchos casos reportaron pérdidas de varios miles de dólares e incluso tuvieron que cerrar sus puertas por la falta de su clientela habitual.

Así ocurrió en La Placita Tropicana y el corredor de la avenida Alum Rock, dos de las zonas comerciales del este de San José más frecuentadas por la comunidad hispana del sur de la Bahía, donde desde los supermercados hasta las tiendas de ropa resintieron la poca presencia de familias latinas en las calles.

Este domingo se esperaba que la agencia ICE desplegara a sus agentes para realizar arrestos masivos de indocumentados en las zonas conurbadas de muchas de las principales ciudades del país, entre ellas las de la Bahía de San Francisco. Sin embargo, aunque los operativos masivos no se concretaron, el temor y la precaución dejó una postal de calles y negocios semivacíos.

"La manera como fueron más afectados (los comercios) fue que mucha gente prefirió no salir de sus casas por temor a las redadas. Obviamente por temor a ser detenidos. Mucha gente ni siquiera fue a hacer sus compras habituales del fin de semana y hemos visto que, en algunos casos, hasta el 50 o 60% de la clientela que va a un negocio dejó de asistir", dijo Jesús Flores, presidente de la Asociación de Empresas y Alum Rock y Santa Clara, en entrevista con Noticias Univision 14.

Flores advierte que el desasosiego causado por los presuntos operativos migratorios afecta no solo a los comerciantes, sino que genera también un “impacto grave” en la economía local. Si bien los negocios son los que reciben el golpe más duro ante la caída de sus ingresos, el fenómeno se convierte en una suerte de efecto dominó con implicaciones mayores.

"No solamente impactó en la cuestión de que los clientes no asistían al negocio, sino que en muchas ocasiones los mismos empleados dejaron de ir a sus trabajos por temor a esas mismas redadas", señaló Flores. De acuerdo con la asociación de comerciantes, la mayoría de los pequeños empresarios de Alum Rock y La Placita Tropicana viven y gastan su dinero en el este de San José.

"Un solo fin de semana que no tengan los mismos ingresos promedio podría significar que las ganancias mensuales se desbalancearan y, en ocasiones, ya no van a tener el dinero suficiente para pagar sus rentas, para pagar sus gastos dentro del negocio o pagar a sus empleados", añadió Flores. Esa perspectiva la comparten los comerciantes de La Placita.

“Ayer no hubo fiesta, ayer fue pura tristeza porque no había gente y ahora que necesitemos pagar las cuentas no va a haber dinero para hacerlo”, dijo Salvador Ibarra, gerente del supermercado Tropicana Foods, en donde las pérdidas ascendieron a $15,000 en alimentos perecederos que no pudieron vender. “Todo va a la basura porque ya no lo puedes usar”, explicó. Lo mismo pasó en la tienda de artículos vaqueros El Compadre que reportó una baja de hasta 85% en las ventas.

Sin arrestos masivos

Las redadas y deportaciones masivas anunciadas por el presidente Donald Trump no se produjeron a esa escala que prometió, pues su aviso previo de alguna manera restó efectividad a la medida que tenía como objetivo devolver a inmigrantes indocumentados a sus países de origen.

Y si bien no hubo arrestos masivos en ninguna parte de los Estados Unidos, en el Área de la Bahía el saldo tampoco fue completamente blanco. Abogados de inmigración pertenecientes a la Red de Respuesta Rápida confirmaron que, desde hace una semana, agentes de ICE estuvieron activos y detuvieron a más de una veintena de personas en la región. Incluso, dicen, se reportaron arrestos colaterales.

“Pudimos activar a los abogados porque estas personas llamaron a la Red de Respuesta Rápida, pudieron recibir servicios legales. Le pedimos a la comunidad que, si ven algo o escuchan algo, lo reporten a la Red para confirmar y no crear pánico. Nosotros tenemos abogados listos y preparados para representar a los detenidos”, dijo Luis Ángel Reyes, abogado de la organización Pangea.

Las detenciones que pudieron confirmar se dieron de la siguiente forma: 5 en el condado Contra Costa, 3 en el condado Santa Clara, 1 en el condado de Sonoma y 13 más que no han podido determinar en dónde ocurrieron. Sin proporcionar una cifra exacta, el abogado agregó que los agentes de ICE se llevaron a varias personas como parte de su política de realizar arrestos colaterales.

Una de las principales preocupaciones de los abogados de cara a los operativos era que, para fichar a los inmigrantes detenidos, ICE utilizara los centros de procesamiento que cierran los domingos, evitando así que los arrestados tuvieran acceso inmediato a asistencia legal. De acuerdo con la organización Pangea, la semana pasada los funcionarios del Servicio de Inmigración y Aduanas se negaron a “informarles a los detenidos que existe una red de abogados disponibles que están brindado consultas legales gratuitas”.

En fotos: Así recomiendan actuar a los inmigrantes en caso de ser detenidos por ICE o la policía

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés